La libertad y la queja

Cuenta una historia que un hombre, se va al campo con un grupo de gente a meditar . Una de las consignas es que debían estar en silencio entre ellos y sólo se pueden decir cuatro palabras un vez por mes . Pasado el primer mes se le concede la oportunidad de decir las cuatro palabras. El hombre dice: “mala comida tengo hambre” . Pasa otro mes y dice: “cama dura tengo sueño”. Transcurrido el último mes dice: “yo me quiero ir” . A lo cual el resto le responde: “Claro, si te la pasaste quejándote”!

Uno elige libremente si va a vivir quejándose o si hará lo posible para la generación o descubrimiento de circunstancias que sean propicias para nuestro crecimiento.
D´s nos pone frente a determinadas circunstancias, cada uno elige cómo vive esas circunstancias.
Existe una diferencia entre “ser libre de…” y “ser libre para…”. Nadie es libre “de” hacer lo que quiere. Eso es libertad caprichosa es combustible para incrementar la frustración y fabricar sufrimiento inútil.
Ser “libre para…”, implica la elección de la actitud como respuesta. (lo más importante no es lo que a uno le pasa, sino la elección de lo que a uno le pasa con lo que le pasa). Respuesta tiene que ver con responsabilidad (elegir la respuesta más hábil). Eso es “libertad responsable”.
La entrega de los diez mandamientos es una invitación a ejercer la libertad responsable. Shavuot es una invitación a repensar sobre otros- auto mandamientos
1) proyectaré para darle “sentido y dirección” a mi vida.
2) “daré” para “darme”.
3) disfrutaré lo que tengo y no buscaré la insatisfacción por lo que me falta.
4) asumiré mis responsabilidades sin endosarle la culpa a los otros.
5) ejerceré mi “libertad para” y respetaré la del otro.
6) pediré para no exigir.
7) negociaré entre lo que “quiero”, “tengo” y “puedo”.
8) respetaré nuestros acuerdos, aún sobre nuestros desacuerdos.
9) estaré abierto a los cambios, apostando a la esperanza activa = fe en Di-s y compromiso con la acción.
10) recordar los puntos anteriores
Sabio es el que sabe de sabores, el que sabe diferenciar, el que asume la libertad responsable de elegir lo que le sirve y desechar lo que no le sirve. Que este Shavuot nos encuentre más sabios y disfrutemos la alegría que brinda asumir la libertad responsablemente y no la amargura que da el ser auto sometido a la libertad caprichosa. Brindemos por un Jag Sameaj!
¡FIRME Y ADELANTE!

En la vida real observamos que existen personas que cumplen las mitzvot (preceptos) sin vitalidad. Estudian Torá, pero ello no los conduce a cumplirla en la práctica. La Torá nos exige “y vivirás en ellas”- es decir- que la Torá y sus Mitzvot iluminen el alma de la persona y todos sus proyectos. Que todos los aspectos de su vida sean vividos de acuerdo a la Torá.
(Rabi Iosef Itzjak Schneerson, 6to Rebe de Jabad)

Por Dra. Lea Kliksberg Silverstein

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario