Alimentos lácteos en Shavuot

El Talmud nos dice que en Shavuot debemos proveer satisfacción al cuerpo igual que al espíritu:
En un lugar está escrito: “Una convocatoria para el Señor, Tu Di-s” (Deuteronomio 16:8) y en otro “Una convocatoria para ustedes” (Números 29:25).
De ellos nuestros maestros dedujeron que Atzeret (convocatoria) sirva para atender las necesidades de “ustedes” y los deberes con Di-s.
Existe una antigua costumbre de comer alimentos lácteos en Shavuot. Hay varias razones para ello: a) En el Cantar de los Cantares, la Torá se compara a miel y leche, tal como leemos: “Miel y leche bajo tu lengua” (4:11).
El día de la recepción de la Torá nosotros lo señalamos, a través de la ingestión de los alimentos con los que fuera comparada: Leche y miel.
b) La palabra “Jalav” – leche -, equivale numéricamente a 40: En recuerdo de los 40 días y noches que Moshé permaneció en Sinaí, hasta la recepción de los mandamientos.
c) Otra razón es simplemente lógica. Hasta la entrega de los mandamientos en el Sinaí, el pueblo no debía guardar las normas referidas a los alimentos y de pronto percibieron que sus utensilios no eran aptos para ser usados guardando las normas de kashrut. Por eso, no tuvieron otro remedio que conformarse mientras tanto con alimentos vegetales, fruta y lácteos, hasta que pudieran preparar los mismos y las cocinas según las exigencias de la Halajá.

Extraído de: “Judaismo Práctico” de Rabí I. M. Lau Gran Rabino de Israel.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario