7ma. semana del Omer – MALJUT: Nobleza, soberanía, liderazgo

Maljut –soberanía- es el último de los siete atributos, correspondiente a la semana previa a la festividad de Shavuot. Maljut es un sentimiento de pertenencia; de saber que tú importas, y que haces a la diferencia…

Los judíos somos un “Reino de sacerdotes y un pueblo santo”.
Cuando Di-s le preguntó al Pueblo de Israel si ellos deseaban recibir la Torá, ellos respondieron inmediatamente: “Sí, haremos y luego escucharemos”.
En ese momento, descendieron 600.000 ángeles y coronaron a cada uno de los miembros de nuestro pueblo con dos coronas, una por la palabra “Naase” –haremos- y la otra por “Nishmá” -escucharemos-.
Soberanía –el último de los siete atributos- es diferente de los seis anteriores. Es un estado, más que una actividad. La nobleza es una expresión pasiva de la dignidad humana que no tienen nada propio salvo lo que recibe de las otras seis emociones. El verdadero liderazgo es el arte de la abnegación; es sólo el reflejo de una voluntad Superior. Por el otro lado, maljut refleja y concreta el carácter y la majestuosidad del espíritu humano. Es la fibra misma de lo que nos hace humanos.
Cuando el amor, la disciplina, la compasión, la persistencia y la humildad son canalizados adecuadamente hacia la psiquis a través de la vinculación, el resultado es maljut, nobleza. La vinculación nos nutre y permite que nuestra soberanía se revele y florezca. Maljut es la receptividad a todas las emociones que son encauzadas por Iesod.
Maljut es un sentimiento de pertenencia; de saber que tú importas y que haces a la diferencia, que tienes la habilidad de ser un líder experto por derecho propio para contribuir a este mundo. Te da independencia y confianza, un sentimiento de certeza y autoridad. Cuando una madre acuna afectivamente a su hijo entre sus brazos y los ojos del hijo encuentran esa mirada afectuosa, el niño recibe el siguiente mensaje:
“Yo soy deseado y hago falta en este mundo. Tengo un lugar confortable donde siempre seré amado. No tengo nada que temer. Siento en mi corazón como si perteneciera a la realeza”.
Esto es Maljut, majestuosidad.
EJERCICIO DEL DÍA: Tómate un momento y concéntrate en ti mismo, en tu verdadero ser interior, no en tu desempeño o en cómo te proyectas hacia los demás, y encuéntrate en paz contigo mismo sabiendo que Di-s creó una persona muy especial y que esa persona eres tú.

Para profundizar este trabajo espiritual, consulte “Guía Espiritual para la Cuenta del Omer”, editorial Kehot

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario