6ta. semana del Omer – IESOD: vinculación, cohesión fundamento

Vinculación es el fundamento de la vida. La columna vertebral emocional de la psiquis humana. Toda persona necesita de vinculación para florecer y crecer…

La vinculación es la máxima conexión emocional.
Mientras que las primeras cinco cualidades (amor, disciplina, compasión, persistencia, y humildad) son interactivas, todavía manifiestan dualidad: hay alguien que ama y alguien que es amado. El énfasis es puesto en los sentimientos del individuo, no necesariamente en la reciprocidad. La unión, por el contrario, es una fusión plena de dos.

Sin unión ningún sentimiento puede ser genuinamente concretado. Vinculación significa conectarse, no sólo sentir por el otro, sino estar ligado a él. No solamente un compromiso parcial, sino una total devoción. Crea un canal entre el dador y el receptor. Vinculación es algo eterno. Desarrolla una unión duradera que perdura viva por siempre a través del fruto perpetuo que rinde.

Vinculación es el fundamento de la vida. La columna vertebral emocional de la psiquis humana. Toda persona necesita de vinculación para florecer y crecer. La unión entre madre e hijo; entre marido y mujer; entre hermanos y hermanas, entre amigos íntimos. Unión es afirmación, le brinda a uno un sentimiento de pertenencia, que “yo importo”, “Soy significativo e importante”. Establece confianza — confianza en ti mismo y en los demás. Inspira seguridad. Sin vinculación y nutrición no podemos realizarnos ni ser nosotros mismos.

La vinculación canaliza las cinco cualidades previas en una unión constructiva, dándoles el significado de “fundamento”. Mientras que todos los otros sentimientos humanos son emociones individuales, plantas separadas de un mismo edificio y cada uno de ellos un componente necesario de la experiencia humana, la vinculación los comunica e integra a todos en un solo lazo que crea un fundamento sobre el cual se alza firme la estructura de las emociones humanas. Unión es entregarte por entero, no apenas una parte, no es una única emoción, sino todas. De modo que Iesod completa el espectro de las primeras seis emociones.

El fundamento de Iesod es diferente de uno ordinario. No descansa meramente bajo los niveles superiores de la estructura, sino que los abarca a todos. Un efectivo lecho de roca para la psiquis emocional no puede quedar separado, debe incluir y permear todas las emociones. Sólo entonces la vinculación puede ser constructiva y duradera.

Para profundizar este trabajo espiritual, consulte “Guía Espiritual para la Cuenta del Omer”, editorial Kehot

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario