El shofar en Shabat

En la Torá está escrito (Bamidbar 29:1) “Un día de sonido de Shofar será para ustedes”.

shofarEste año el primer día de Rosh Hashaná cae en Shabat por lo tanto no se puede tocar el Shofar. Recién el segundo día, es decir, el domingo se toca el Shofar. En la Torá está escrito (Bamidbar 29:1) “Un día de sonido de Shofar será para ustedes”.

Este año el primer día de Rosh Hashaná cae en Shabat por lo tanto no se puede tocar el Shofar. Recién el segundo día, es decir, el domingo se toca el Shofar. En la Torá está escrito (Bamidbar 29:1) “Un día de sonido de Shofar será para ustedes”
En los tiempos del Santo Templo de Ierushalaim se tocaba el Shofar aun en aquellos años que Rosh Hashaná caía en Shabat. Entonces, ¿por qué hoy en día no lo hacemos, acaso no es un precepto de la Torá? Nuestros Sabios nos enseñan en el Tratado de Rosh Hashaná que, no tocamos el Shofar cuando Rosh Hashaná cae en Shabat ante la posibilidad de que alguien con la intención de cumplir con este preciado mandamiento se olvidara y transportase el Shofar en la vía pública y de esta forma esté transgrediendo el descanso del Shabat. Vemos cuán grande es la preocupación de los Sabios aún por un solo individuo que tal vez pudiera olvidar de llevar el Shofar al Shil o al Knis, y prohibieron a todos tocar el Shofar en este día. No obstante en el Templo de Ierushalaim, en donde había encargados especiales nombrados por el Gran Tribunal Rabínico a tal efecto, no se corría con ese riesgo. (1)

PROHIBICIÓN DE HACER SONAR EL SHOFAR EN SHABAT

Aunque hacer Sonar cl Shofar es una gran mitzvá, ya que con ello proclamamos la soberanía de di-s y también despertamos Su misericordia en favor de todos aquellos que enfrentan el juicio divino, nuestros Sabios ordenaron que si Rosh HaShana coincide con Shabat, no se debe hacer sonar el shofar.
Esta ordenanza se basa en la rigurosidad de las leyes de Shabat, ya que es posible que alguien, al no contar con la experiencia nece¬saria para hacer sonar el shofar; acuda a un experto para pedirle que le enseñe o haga sonar el shofar en su lugar. De esta manera puede llegar a transgredirse la prohibición de cargar (el shofar) cuatro amot (2 mts. aprox.] dentro de un área pública o de trasladarlo de un dominio a otro. Vemos entonces que la severidad de las leyes de Shabat es tal que la mera posibilidad de que una persona las transgreda se considera más importante que hacer sonar el shofar en beneficio de toda la comunidad. Y lo mismo se aplica incluso si hay un eruv (disposición especial mediante la cual se permite cargar) o aunque no haya ningún área que se ajuste a los criterios de “dominio público” determinados por la lev de la Torá.
Sin embargo, se debe señalar que el hecho de hacer sonar en Rosh HaShaná nunca queda totalmente anulado, ya que como hemos visto anteriormente, los dos días de Rosh Hazaña son considerados como un único día prolongado. Así, si el primer dia de Rosh HaShana coincide con Shabat, hacemos sonar el shofar el segundo día y se considera como si lo hubiera hecho el primero. El segundo día de Rosh HaShaná nunca puede coincidir con Shabat.
El decreto de no hacer sonar el shofar en Shabat se aplicaba sólo a aquellos lugares donde no existía un Beit Din —Tribunal Rabínico— permanente. En la época del Beit Hamikdash, cuando el Sanhedrín (Corte Suprema Rabínica) residía en Jerusalén, el shofar se hacía sonar allí incluso cuando Rosh HaShaná coincidía con Shabat. Esto era válido también para todas las áreas que se encontraban dentro de los límites de Jerusalén. Pero en el resto de las ciudades de Israel no se hacía sonar el shofar. (2)

Fuente: (1) La Enseñanza Semanal – (2) Nosotros en el Tiempo – Volumen 1 – Editorial Kehot.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario