¿Sabías que…?

1. Acostumbramos el primer día de Rosh Hashaná ir a un río o al mar, en donde haya peces para hacer Tashlij.
¿Por qué?
El Midrash nos cuenta que cuando nuestro patriarca Abraham fue con su hijo Itzjak por mandato Divino a ejecutarlo, el Satán quiso evitarlo, intentando ahogarlos en el agua, hasta que Abraham rogó a Hashem “Sálvame Hashem, que las aguas han llegado hasta mi alma”, y fueron salvados. Siendo que el hombre en Rosh Hashaná está siendo juzgado, el hecho de ir al agua, trae en él sentimientos de arrepentimiento.
2. Acostumbramos a recitar la bendición de “Sheejeianu” por un fruto nuevo, o por una prenda nueva. Las mujeres al encender las velas de Rosh Hashaná el segundo día, recitan la bendición correspondiente de las velas y también la bendición de Sheejeianu.
3. El motivo por el cual nuestros Sabios decretaron que Rosh Hashaná fuera un “Día Largo” (“Ioma Arijta”), es porque si Rosh Hashaná cae en Shabat, no se tocaría el Shofar, y además de tocar el Shofar porque es un Mandato Divino, tocamos también para confundir al Satán, por ende, no habría con qué confundir al Satán, por eso, los dos días de Rosh Hashaná son considerados como uno.
4. El motivo por el cual se estableció que el hombre sea juzgado en Tishrei, es porque:
Hashem no es como una persona de carne y hueso, que juzga a su amigo en un momento propicio, y juzga a su enemigo cuando está de mal humor, sino que Hashem juzga a todos en un momento propicio siendo que en este mes hay muchas Mitzvot (preceptos) y festividades, como ser Shofar, Kipur, Sucá, Lulab y las 4 especies.
Además, este es el motivo también por el cual Tishrei es el 7mo mes del año (contando desde Nisan), ya que en este mes hay 7 Mitzvot especiales.
5. El motivo por el cual comemos manzana con miel en las noches de Rosh Hashaná es en primer lugar, una insinuación al “Campo de Manzanas” (“Sade Tapujin”) conocido en la Cabalá.
En segundo lugar, nuestros Sabios explican que la pila de cenizas de las ofrendas que se encontraba en el Altar se llamaba “Tapuaj” (“manzana”), por su forma de manzana.
El valor numérico de “Sé Akedá”, “el cabrito de la Akedá”, es equivalente a “Tapuaj”. En estas cenizas, se encontraba el “Sé Akedá”.
Comemos pues, manzana con miel, como insinuación al cabrito de la Akedá que Abraham Abinu ofrendó en lugar de su hijo, endulzándose así, el decreto que se le había impuesto.
6. Acostumbramos a comer cabeza de oveja para que “Seamos como la cabeza y no como la cola” (“Sheniie lerosh velo lezanab”), en recuerdo al cabrito ofrendado en lugar de Itzjak.
También, “Lerosh” (como la cabeza) son siglas de las palabras: “Laasot Retzon Avinu Shebashamaim”, “Hacer la voluntad de nuestro Padre en el cielo”
7. Se acostumbra a comer también granada, para que “se multipliquen nuestros méritos como la granada”
8. No comemos almendras (“Egozim”), ya que “Egoz” tiene el mismo valor numérico que “Jet” (pecado). Otro motivo es, que las almendras traen tos y saliva, y dificulta el recitado de las plegarias.
9. Acostumbramos a no dormir durante el 1er día de Rosh Hashaná, para que nuestro Mazal no sea dormido. El Arí HaKadosh sostiene que después del mediodía (hora Halájica) ya se puede, porque el Mazal ya fue despierto con las plegarias y el sonido del Shofar.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario