La historia de Purim: sus leyes y enseñanzas

La historia transcurre en el año 3405 (1356 antes de la era común). Es una fiesta con mucha alegría…

Poco tiempo después de la muerte de Kóresh, Ajashverosh ascendió al trono de Persia. La historia del gran peligro que casi trajo a los judíos y el milagro que los salvó es relatada en Meguilat Ester.
El rey Ajashverosh dio un banquete para la aristocracia de todo su reino que se prolongó 180 días. Ordenó entonces un segundo festín, esta vez para los residentes de Shushán, que duraría siete días. Quería tentar a los judíos a participar en las festividades y beber vino prohibido, comer alimentos prohibidos y cometer otros pecados. Entonces, pensó, su Di-s ya no los protegería y él podría hacer con ellos tal como le plazca. Nuestros Sabios explican que muchos judíos asistieron a su banquete y sucumbieron a la tentación. El rey nombró a Hamán como su primer ministro, y aquel notorio amalequita promulgó un decreto de que todo hombre, mujer y niño judío debía ser asesinado.

Purim es la palabra hebrea para “suertes”. El malvado Hamán echó suertes para decidir la fecha en que exterminaría a todos los judíos. La fecha que eligió fue el día trece del mes judío de adar.
No obstante, Dí-s había ya puesto en movimiento la secuencia de eventos que desbaratarían los planes de Hamán. Antes de que se promulgara el malvado decreto de Hamán contra los judíos, la reina Vashtí fue ejecutada y Ester fue elegida como la nueva soberana. Era la sobrina de Mordejái, quien se convirtió más tarde en miembro de la Anshéi Knéset Ha-Guedolá (los Hombres de la Gran Asamblea). Mordejái y Ester eran mensajeros de la Providencia Divina. Impulsaron a sus hermanos judíos a ayunar, rezar y hacer teshuvá (arrepentimiento)de todo corazón. La Reina Ester no le había revelado previamente a Ajashverosh su condición de judía. Preparó un banquete para él y Hamán, en el que le rogó a Ajashverosh la abolición del decreto contra su pueblo. Cuando el rey le preguntó quién había tramado destruir a su pueblo, ella señaló a Hamán. Ajashverosh ordenó que Hamán fuera colgado, pero no podía abolir el decreto porque según la ley persa un rey no podía anular un decreto sellado con su anillo. En su lugar, dio permiso para que los judíos se defendieran militarmente. Así hicieron y ganaron una entusiasta victoria sobre sus enemigos. Aquellos días críticos se transformaron “de angustia en regocijo y de duelo en fiesta”.

Fue en el día catorce de adar que los judíos de Persia fueron salvados por Di-s, mediante los esfuerzos de Ester y Mordejái, de la malvada trama de Hamán para destruirlos. Esta historia se lee en la Meguilá (un pequeño rollo de pergamino) al anochecer y en la mañana de Purim. Es una fiesta jubilosa con mucha alegría. El dramático impacto de este milagroso rescate sobre el pueblo judío fue tan grande que su conmemoración a través de la festividad de Purim se integró al cuerpo del calendario judío.

MITZVÁ: Las leyes de Purim

El día anterior a la observancia de Purim es Taanit Ester (Ayuno de Ester). Conmemora cómo la Reina Ester ayunó y declaró un ayuno público con el fin de merecer la misericordia de Di-s cuando los judíos estaban en peligro de aniquilación. Se supone que un ayuno público deje impreso en nosotros que el Todopoderoso está cerca de aquellos que están en gran dificultad y se comprometen a ayunar y a la teshuvá en ese momento.
1. Meguilat Ester debe leerse dos veces en Purim: una vez después de caer la noche, y una vez más en cualquier momento del día después de la salida del sol.
2. Hombres, mujeres y niños están obligados a escuchar la lectura de la Meguilá
puesto que todos ellos estaban bajo la amenaza de aniquilación de Hamán.
3. Es mejor tener un minián (quórum de diez varones adultos) presente cuando se lee la Meguilá.
4. El baal koré (lector público) recita tres bendiciones antes de la lectura de la Meguilá: (a) Al mikrá Meguilá, (b) Sheasá nisim y (c) Shehejeianu.
5. El baal koré debe recitar la Meguilá palabra por palabra y no debe recitar ningún vocablo de memoria. Si omitió una palabra por error, debe retornar a ésta y continuar desde allí. No puede simplemente añadir al final la parte que se salteó.
6. Uno debe prestar gran atención a la lectura de la Meguilá y debe escuchar cada palabra. Debe asegurarse de no hablar en ningún momento durante la lectura de la misma.
7. Cuando se menciona el nombre de Hamán, damos patadas y hacemos gran ruido a fin de borrar su nombre.
8. Es mejor que el baal koré lea la lista de los diez hijos de Hamán en un solo aliento.
9. “Al ha-nisim” se añade tanto al Shemoné Esré como al Birkat Ha-Mazon.
10. Es costumbre dar en el shul tres monedas de medio dólar para caridad.
11. Se entregan Matanot laevionim (regalos a los pobres) a dos personas diferentes. Deben consistir en comida preparada o dinero que pueda utilizarse para comprar comida.
12. Uno debe dar caridad libre y generosamente en Purim.
13. Uno debería regocijarse y tener un banquete especial durante el día de Purim.
14. Uno debe enviar porciones de comida, mishlóaj manot, al menos a un amigo
. Esto debe consistir en al menos dos alimentos diferentes ya listos para comer.

ÉTICA: Los judíos deben trabajar juntos

En vísperas de Purim es costumbre dar monedas de medio dólar para conmemorar el medio shékel que los judíos daban en el mes de adar en tiempos antiguos. La entrega del medio shekel en el desierto era a fin de contar al pueblo. ¿Pero por qué mishlóaj manot y no uno entero?
Dar sólo la mitad enfatiza el hecho de que ningún individuo está completo cuando se encuentra solo
. Ningún hombre, y ciertamente ningún judío, es una isla. Puede alcanzar las máximas alturas de la espiritualidad sólo cuando se asocia y coopera con otros judíos. Si sale de su camino para ayudar a otros, para aprender de otros, para unirse a otros en esfuerzos grupales positivos, entonces es un verdadero miembro de la nación judía.
Purim es un ejemplo de los judíos trabajando juntos. Aunque los judíos de aquella época realmente merecían un castigo severo por participar en la fiesta de Ajashverosh, también mostraron unidad y amor el uno hacia el otro. Oraron juntos y estuvieron dispuestos a sacrificarse el uno por el otro, como se ejemplifica por las acciones de Mordejái y Ester. Este sentido de unidad y amor persuadió a Hashem a anular el perverso decreto. Esa es la razón por que una parte integral de Purim es entregar obsequios a los pobres y necesitados. Continuamos mostrando nuestro amor y preocupación por nuestro prójimo y los menos afortunados que nosotros.
Durante la época de las Guerras Napoleónicas en Europa, se le preguntó a un famoso rabí acerca de su opinión respecto de quién eventualmente ganaría, si los rusos o Napoleón. El rabí respondió con la siguiente histona:

Un noble estaba viajando a lo largo de un camino rural en su bello carruaje, tirado por cuatro hermosos caballos blancos. Súbitamente, el vehículo entró en una zanja cubierta de barro. A pesar de los latigazos del conductor, los caballos no pudieron liberar el carruaje. El frustrado noble envió a su conductor a una granja cercana a fin de ver si podía pedir prestados algunos caballos para sacarlos de su apuro.
El cochero pronto retornó con un granjero que llevaba dos caballos detrás de él. Cuando el noble los vio se rió. “~Tú piensas que esos animales de granja que se ven tan simples pueden lograr lo que mis pura sangre no pudieron?”.
Mientras el noble reía, el cochero desamarró los hermosos caballos blancos y amarró los dos caballos del granjero. En un corto tiempo, ante la sorpresa del noble, el carro fue sacado de la zanja. El noble le pidió al grajero que explicara este fenómeno:
—Señor, ¿de dónde obtuvo usted sus caballos? —preguntó el granjero.
—Mis pura sangre vinieron de los cuatro establos más finos en toda Europa. Cada uno tiene un linaje distinguido.
—Eso explica su conducta. Cada uno está interesado sólo en su propio bienestar. Cuando usted los azota, cada uno empuja en otra dirección. Cada uno está feliz de que el otro esté siendo azotado.

Vídeo relacionado:

Purim y sus tradiciones

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario