El juicio de Nüremberg en Meguilat Ester

La naturaleza profetica muchas de las palabras que aparecen en el texto sagrado, es una de las sorpresa que nos proporciona la investigacion que se realiza en Israel por computadora y a traves del metodo de salteo de letras por intervalos fijos, lo que una vez mas nos demuestra que la Tora y los escritos posteriores no fueron obra humana, sino de la Divinidad. …

Como un ejemplo se puede señalar el Libro de Meguilat Ester que se lee en la festividad de Purim, en la que se celebra la salvación del pueblo judío de Persia de las persecuciones y amenazas durante el reinado del rey Asuero.
Cuando Hamán, uno de los ministros del rey, obtuvo permiso para eliminar a la población judía en todo el imperio. La reina Ester, también judía, consiguió convencer al rey de que revocase esa decisión, lo que produjo una gran alegría que hasta hoy se festeja en Purim.
Como consecuencia de ello Hamán y sus diez hijos fueron colgados y sus nombres aparecen listados en la Meguilá.
Luego de la ejecución, el rey le preguntó a Ester que más podía hacer por su pueblo y ella respondió “que cuelguen en la horca a los 10 hijos de Haman” (Ester 9-13) respuesta que desconcertó a los sabios y estudiosos durante siglos, porque los hijos de Hamán ya estaban muertos.
Una importante clave para explicar esto se encuentra en la Meguilá, en la lista de los 10 hijos de Haman ejecutados, pues aparecen tres letras hebreas más pequeñas que todas las demás, la Taf, la Shin y la Zain y una letra la Vav más grande que el resto. El valor numérico de la letra Vav es 6 y se refiere al sexto milenio el resto de las letras pequeñas suman 707 juntas hacen emerger el año 5707 que en el calendario gregoriano corresponde a 1946, año en que fueron ejecutados los diez enemigos jurados del pueblo judío, luego del juicio de Nüremberg, del mismo modo, ahorcados como en Shushan muchos años antes.
De hecho los convictos eran 11 pero Herman Goering se suicidó en su celda una hora antes de la ejecución.
Inexplicablemente además, Julius Streicher, otro de los ajusticiados, grito justo antes de morir “fiesta de Purim. 1946”
El 16 de octubre, día de la ejecución, tal como aparece en el periódico respectivo, coincidió en ese año con la festividad judía de Hoshanna Raba, el séptimo día de Sucot, considerado tradicionalmente por el Zohar como un día de juicio para las naciones del mundo.
Un último detalle se refiere al tiempo futuro cuando se habla en la Meguilá (9-13) del ahorcamiento de los hijos de Haman después de su muerte, presagiando así que aún quedaba pendiente otro, el que se produjo en la fecha escondida en el mismo texto Taf Shin Zain 1946.
La historia que vincula a Purim con los nazis es uno de los ejemplos más dramáticos que proporcionan los científicos israelíes sobre los muchos con los que la Biblia profetiza el futuro.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario