Parasha de pesaj

Lectura de la Torá para los dos primeros y últimos días de Pesaj

Se sacan del arca dos Rollos de la Torá. En días de semana se llama a la Torá a cinco hombres, y en Shabat, siete. Se da lectura a la siguiente sección del primer Rollo de la Torá. El Maftir es llamado al segundo Rollo de la Torá.

Éxodo 12:21 a 51

Moshé llamó a todos los ancianos de Israel y les dijo: Apartad [de vuestro rebaño] o comprad para vosotros un cordero según vuestras familias, y sacrificad [al cordero como] ofrenda de Pesaj. Y tomad un manojo de hisopo, sumergidlo en la sangre que está en el tazón, y tocad el dintel y las dos jambas de la puerta con algo de la sangre que está en el tazón; ninguno de vosotros traspondrá la puerta de su casa hasta la mañana. Pues Adonai pasará para castigar a Egipto, y cuando El vea la sangre sobre el dintel y sobre las dos jambas, Adonai salteará la puerta, y no permitirá al Destructor entrar en vuestras casas para castigar. Observaréis esto como estatuto para vosotros y para vuestros hijos para siempre.

Leví: Y será, cuando lleguéis a la tierra que Adonai os dará tal como lo prometió, que observaréis este ritual. Y cuando vuestros hijos os digan: ¿Qué es este servicio vuestro? Diréis: Es el sacrificio de Pesaj para Adonai que salteé las casas de los hijos de Israel en Egipto cuando castigó a Egipto y salvó nuestras casas. Y el pueblo inclinó la cabeza y se prosternó. Y los hijos de Israel fueron y lo hicieron; tal como Adonai ordenó a Moshé y a Aharón, así hicieron.

Israel: Fue a la medianoche, y Adonai mató a todo primogénito en la tierra de Egipto, desde el primogénito del Faraón sentado sobre su trono hasta el primogénito del cautivo que se hallaba en el calabozo, y a todo primogénito del ganado. El Faraón se levantó en la noche, él y todos sus sirvientes y los egipcios; y hubo gran clamor en Egipto, pues no había casa en la que no hubiese allí un muerto. Y llamó a Moshé y a Aharón en la noche y dijo: Levantáos, y salid de entre mi pueblo, tanto vosotros como los hijos de Israel; id, servid a Adonai como habéis dicho. Lleváos también vuestros ganados menor y mayor como dijisteis, e idos; y bendecidme también a mí.

En Shabat, cuarta Aliá: Y los egipcios apremiaron al pueblo, para hacerlo salir de prisa de la tierra, pues dijeron: Todos hemos de morir. El pueblo cargó su masa antes de que ésta fermentara, sus artesas atadas en sus ropas sobre los hombros. Los hijos de Israel actuaron de acuerdo con la instrucción de Moshé, y pidieron prestado a los egipcios objetos de plata y objetos de oro, y vestimentas. Adonai dispuso a los egipcios favorablemente hacia el pueblo y estos le dieron prestado, y vaciaron Egipto.

Cuarta Aliá. En Shabat, quinta: Los hijos de Israel viajaron desde Rarnsés hasta Sucot, unos seiscientos mil hombres a pie, además de niños. Asimismo, una gran multitud mixta salió con ellos, y ganado menor y mayor, muchísimo ganado. Y hornearon tortas ázimas de la masa que habían sacado de Egipto, pues no había fermentado por cuanto habían sido echados de Egipto y no habían podido demorarse; tampoco habían preparado provisiones para sí. El tiempo que los hijos de Israel habían habitado en Egipto fue de cuatrocientos treinta años. Y fue al finalizar los cuatrocientos treinta años, ese mismo día, que todas las huestes de Adonai salieron de la tierra de Egipto. Fue una noche de vigilia a Adonai para sacarlos de la tierra de Egipto; esta misma noche es una [noche a] vigilia a Adonai, para todos los hijos de Israel para todas las generaciones.

Quinta Aliá, Shabat sexta: Adonai dijo a Moshé y a Aharón: Esta es la ley del sacrificio de Pesaj: ningún extraño habrá de comer de éste. Mas el esclavo de cualquiera que haya sido comprado por dinero, si lo habéis circuncidado, entonces podrá comer de éste: El [forastero] residente o contratado, no comerá de él. Será comido en una única casa; no sacaréis nada de la carne fuera la casa; ni quebraréis hueso de éste. Toda la comunidad de Israel lo ofrecerá.

En Shabat, séptima Aliá: Si habitare contigo un prosélito, y éste ofreciera un sacrificio de Pesaj a Ad-nai, (primero) circuncidarás a todos sus varones; luego podrá acercarse para ofrecerlo; será como nativo en la tierra. Ninguna persona incircuncisa comerá de éste. Habrá la misma y única ley para el nativo y para el prosélito que habita entre vosotros. Y todos loe hijos de Israel así hicieron; tal como Adonai ordenó a Moshé y a Aharón, así hicieron. Y en ese mismísimo día Adonai sacó a los hijos de Israel de la tierra de Egipto en sus huestes.

Se coloca el segundo Rollo de la Torá sobre la bimá, junto al primero, y se recita el Medio kadish. Luego se da lectura a la siguiente sección para el Maftir.

Números 28:16 al 25

Y en el primer mes, en el decimocuarto día del mes, el sacrificio de Pesaj ha de ofrecerse a Adonai. Y en el decimoquinto día de este mes será festividad; durante siete días ha comerse matzot. El primer día será de convocación santa; ninguna labor de trabajo habréis de, hacer. Y traeréis a Adonai un sacrificio a ser consumido por el fuego, un holocausto: dos novillos jóvenes, un carnero, y siete corderos de menos de un año, sin tacha han de ser para vosotros. Y su ofrenda vegetal, harina fina mezclada con aceite: tres décimas [de efá] ofreceréis por cada novillo y dos décimas por el carnero. Ofreceréis una décima por cada uno de loe siete corderos; y un macho cabrío como ofrenda por el pecado para expiar por vosotros. Ofrecereis estos además del holocausto cotidiano traído cada mañana. Así ofreceréis diariamente durante siete días, una ofrenda de alimento consumida por el fuego, de aroma grato a Ad-nai; será ofrecido además del holocausto cotidiano y su libación. Y el séptimo día será para vosotros de invocación santa; no haréis ninguna labor de trabajo.

La lectura de la Torá para el segundo día de Pesaj es Levítico 22:26 a 23:44 donde habla de las ofrendas traídas, sobre Shabat y sobre la cuenta del Omer.

Lectura de la Torá para el séptimo día de Pesaj

Se sacan del Arca dos Rollos de la Torá. En días de semana se llama a cinco hombres, y en Shabat siete. Del primer rollo se da lectura a la sección siguiente. El Maftir es llamado al segundo Rollo de la Torá.

Éxodo 13:17 a 15:26

Fue cuando el Faraón hubo echado al pueblo, que Dios no los condujo por el camino de la tierra de los filisteos porque estaba cerca, pues Dios dijo que el pueblo podría cambiar de opinión al ver la guerra y volver a Egipto. En cambio, Dios hizo que el pueblo diese un rodeo por el camino del desierto hacia el Iam Suf; y los hijos de Israel subieron armados desde la tierra de Egipto. Y Moshé tomó consigo los huesos de Iosef, por cuanto él había hecho jurar a los hijos de Israel, diciendo: Sin duda Dios os recordará, y entonces subiréis mis huesos desde aquí con vosotros.

En Shabat, segunda Aliá: Viajaron de Sucot y acamparon en Etam, al filo del desierto. Y Adonai iba delante de ellos de día en una columna de nube, para guiarlo, por el camino, y de noche en una columna de fuego, para iluminar para ellos, de modo que pudiesen viajar de día y de noche. No apartaba la columna de nube de día ni la columna de fuego de noche de delante del pueblo.

Lev; En Shabat tercera Aliá: Adonai habló a Moshé, diciendo: Habla a los hijos de Israel para queje vuelvan (en dirección a Egipto) y acampen ante Pi-hajirot, entre Migdol y el mar, adelante de Baal-tzefón, de frente a éste; habréis de acampar junto al mar. Y el Faraón dirá de los hijos de Israel: Están extraviados en la tierra, el desierto los ha encerrado. Y Yo endurecerá el corazón del Faraón y él los perseguirá, y Yo seré honrado en el Faraón y todo su ejército, y los egipcios sabrán que Yo soy Adonai; y así hicieron.

En Shabat cuarta Aliá: Le fue dicho al rey de Egipto que el pueblo había huido, y el Faraón y sus sirvientes sufrieron un vuelco en su corazón respecto del pueblo.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario