Nacer y ser libre de verdad

“A tomar un pueblo del seno de [otro] pueblo”…(Devarim )

La festividad de pesaj no es solamente la primera  de las tres festividades de peregrinación (“regalim”), sino también su base y raíz. La salida de egipto fue la etapa preparatoria para recibir la torá en la festividad de shavuot, y también sucot se festeja para recordar el éxodo de egipto- “puesto que en cabañas (sucot) he hecho morar a los hijos de israel al sacarlos yo de la tierra de egipto”.
El aspecto esencial de pesaj es su condición de ser “época de nuestra liberación”. Es la festividad en la cual salió el pueblo de israel de la esclavitud a la libertad, convirtiéndose en una nación independiente. Esto se describe en la torá en los términos : “acaso probó un dios venir a tomar para sí un pueblo del seno de [otro] pueblo, con pruebas, señales y maravillas tal como hizo para ustedes hashem vuestro di-s en egipto frente a tus ojos. La definición de “un pueblo del seno de [otro] pueblo” expresa el verdadero significado del éxodo de egipto.

La dependencia de un feto

La expresión de “un pueblo del seno de [otro] pueblo” posee un doble sentido: por un lado indica que los judíos en Egipto ya estaban constituidos en un marco de pueblo (“un pueblo”). Hablaban un idioma propio, vivían en un territorio propio (la tierra de Goshen), poseían un estilo de vestimenta propia, etc. Sin embargo estaban en “el seno de [otro] pueblo”-los hijos de Israel estaban sometidos y dependían de otro pueblo.
Nuestros sabios z”l  comparan esta situación con la de un feto en las entrañas de su madre. Por un lado el feto constituye una entidad propia. Posee cabeza, manos, piernas y demás órganos. Pero en verdad no vive una vida independiente. Hacia donde se dirige su madre ahí también va él. Lo que alimenta a su madre es lo que lo nutre a él. Depende de ella en forma absoluta.

Atados por el cordón umbilical

Esta era la situación de los judíos en Egipto. Por un lado era un pueblo con todos los aspectos que lo conforman, pero por el otro era absolutamente dependiente de Egipto, hasta que parecía como que también el estaba sometido a la idolatría egipcia.
El camino para la libertad y la liberación del vínculo umbilical con Egipto era a través de ofrendar el sacrificio pascual- el korbán pesaj. Los hijos de Israel fueron ordenados a tomar un cordero, el ídolo egipcio  degollarlo y comerlo. La fortaleza y temple que debían desplegar los judíos al faenar a la idolatría egipcia, era el primer paso hacia la liberación del vínculo con el pueblo egipcio.

Degollar al ídolo

Este es el núcleo del significado eterno de la salida hacia la libertad. Uno puede engañarse imaginándose ser un hombre libre e independiente. Se mira a sí mismo superficialmente y le parece que siendo que posee inteligencia y voluntad propias es verdaderamente independiente. Pero cuando profundice verá que en realidad está atado con un cordón umbilical al medio donde vive. En verdad es un esclavo- un esclavo de la sociedad por lo que lo rodea, de la idiosincrasia que está de moda en el mundo en este momento. ¡lo más lamentable es que todavía piensa que esto es ser libre!
La festividad de Pesaj nos brinda las fuerzas para alcanzar la verdadera libertad. El primer paso para ello es –“degollar” los ídolos a los que el propio hombre, puede que inconscientemente, se arrodilla. Dejar de depender de los ídolos del mundo exterior, de su estilo y de las tentaciones materiales. Llegar a la verdadera toma de conciencia de que “ son mis esclavos”- siervos del altísimo-“y no esclavos de esclavos ; ¡comenzar a ser nosotros mismos!

(Hagadá de Pesaj con comentarios (edición 5751) pág 655)

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario