Moshé y el éxodo

Esta próxima semana, millones de judíos a lo largo del mundo, estarán sentados con la familia o invitados alrededor de las luminosas mesas festivas, comiendo matzá y hierbas amargas, bebiendo cuatro copas de vino y recordando los milagros que Di-s hizo a los judíos.
Estarán celebrando la fiesta de Pesaj por vez 3.321 en la historia.
Todos los años desde el éxodo de Egipto, millones de judíos nunca han perdido un año del Seder de Pesaj.
Uno de los mandatos más básicos del Seder de Pesaj es contar la historia de la salida de Egipto. Además de ser una parte íntegra de la noche de Seder, recordar que Hashem nos sacó de Egipto no sólo es obligatorio en Pesaj, sino durante todos los días del año. Es un fundamento de todo el Judaísmo, siendo el primero de los Diez Mandamientos.
Los Sabios compilaron la Hagadá para facilitar este mandato vital. A lo largo del texto de la Hagadá se menciona el nombre de Di-s continuamente por los increíbles milagros que Él hizo para los judíos. De hecho, Di-s hizo todo; Él era la “estrella” del Éxodo. ¡Extrañamente, sin embargo, el protagonista principal del Éxodo -Moshé- es mencionado sólo una vez en toda la Hagadá!
Si no hubiera sido por Moshé, los judíos nunca habrían dejado Egipto. E incluso después que salieron, sino era por Moshé, ellos habrían vuelto a Egipto.
Mientras era Di-s Que había forjado todos los milagros de las plagas, la partición del mar, el man y demás, fue Moshé quien mantuvo inspirados a los judíos. De hecho, cuando los iehudim pensaron que Moshé los había dejado en el Monte Sinai, ellos adoraron al becerro de oro, a pesar de la Omnisciencia y Omnipresencia de Di-s.
¿Por qué no se le da más crédito a Moshé en la Hagadá? Porque el trabajo de Moshe consistía en hacer sólo una cosa: interpretar los milagros que Di-s había forjado de tal forma que eso trajo a los judíos a servir a Di-s por sí mismos.
No era otro trabajo el de Moshé de hacerlo todo, sino sólo una cosa: Conectar a los judíos a Di-s.
Es por eso que, cuando el nombre de Moshé se menciona en la Hagadá es el que está en el versículo: “Ellos creyeron en Di-s y en Moshé Su sirviente”
En otros términos, la Torá iguala la creencia en Moshé con la creencia en Di-s, porque no puede haber uno sin el otro.
El Zohar iguala a Moshé con Mashiaj, porque Mashiaj – el último redentor de los judíos, completará la tarea empezada por Moshé – el primer redentor de los iehudím.
De hecho, Mashiaj traerá al mundo entero a servir al Creador (a través de Su Torá) con todo sus talentos, habilidades y aptitudes.
En ese momento se cumplirá: “Y ellos (el mundo entero) creerán en Di-s y Moshé Su sirviente.”
Y, el mundo se llenará de paz, prosperidad y hermandad.
Adaptado de un artículo de Rabi Tuvia Bolton

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario