Judaísmo en un solo plato

Uno de los símbolos más representativos de la festividad de Pesaj es el plato del Séder, en el que cada elemento representa los momentos más significativos de la gesta del pueblo judío frente al faraón egipcio. Conocer el simbolismo de este plato nos ayuda a comprender la trascendencia de una fiesta que se debe celebrar pensando en que se está experimentando la salida de Egipto, uno de los hitos más importantes del judaísmo.

BEITZÁ / HUEVO DURO
Se coloca sobre el plato del séder, en el extremo superior izquierdo. Se come como entrada, al principio de la cena, sumergido antes en agua salada.
¿POR QUÉ?
Como recuerdo del corbán jaguigá -la ofrenda festiva- que se traía al Templo como expresión de agradecimiento por poder ir a Jerusalén durante estas fechas. Ya que el Beit Hamikdash fue destruido, este sacrificio se simboliza con un huevo, que representa duelo, luto. Al igual que el doliente carece de palabras para expresar su dolor, el huevo redondo no tiene boca, ni principio, ni fin.
En arameo, huevo se decía be´a, que también significa “rezar”. Por sus oraciones, los judíos fueron liberados de Egipto.
Su redondez representa la rueda del destino y, por lo tanto, contiene la esperanza de la próxima redención.

CARPÁS / PAPA HERVIDA, CEBOLLA O APIO
Se coloca a la misma altura que el jaróset, pero en el lado izquierdo. Se come un poco, luego de sumergirse en agua salada.
¿POR QUÉ?
Es una de las alteraciones que se hace para estimular a los niños a preguntar el motivo de todos los actos de esa noche, un interrogante que conducirá a la respuesta: la narración de la hagadá.
Los nobles tenían la costumbre de iniciar sus banquetes con aperitivos de este estilo. Dado que todas las acciones de esa noche se ejecutan como símbolo de la libertad, también se inicia el séder sumergiendo el carpás, pero para mantener presente la amargura de la esclavitud, se sumerge en agua salada.
Enseña que Di´s puede rescatar al hombre de las profundidades y brindarle
la redención prometida.

JAZÉRET / MÁS HIERBAS AMARGAS
Se coloca en el centro de la parte de abajo del plato.
Se hace con ellas un sandwich con la matzá para cumplir con la costumbre de que ésta, el maror y el sacrificio pascual se debían comer simultáneamente cuando existía el Templo.
La palabra se deriva de jozer (regresa), aludiendo el retorno de los judíos a Di´s.

ZERÓA / CUELLO DE POLLO
Se coloca en el extremo superior derecho del plato del séder.
¿POR QUÉ?
Alude al versículo bíblico referente al éxodo de Egipto, que dice que Di´s nos sacó de allí “con mano fuerte y brazo (zeróa) extendido”.
El zeróa y la beitzá representan a Moisés y a Aharón. El primero, dador de la Ley, se insinúa en lo estricto y riguroso, como el brazo. El segundo, célebre por su ilimitado amor al prójimo, se simboliza con el huevo, germen de una nueva vida.
En recuerdo al sacrificio de Pascua (corbán Pesaj) que los antepasados debían comer en el primer séder (hoy no se puede consumir por falta del Templo). Para evitar todo parecido con la ofrenda, se utiliza el cuello del pollo (se le quita la carne y no se come).

MAROR / HIERBAS AMARGAS
Se coloca en el centro, debajo del zroá y la beitzá. Se utiliza rábano picante o lechuga romana.
¿POR QUÉ?
Simboliza la amargura provocada por los egipcios a nuestros antepasados. Tal como les sucedió a ellos -que comenzaron como obreros con sueldo y terminaron esclavizados- también la lechuga es inicialmente dulce pero luego se torna amarga (Rashí. Pesajim. 39).
Cabalísticamente el lado derecho alude al amor, a la bondad; el izquierdo al rigor o la severidad, y el centro a la piedad. ¿Por qué entonces el maror no está a la izquierda? Porque hay un modo de amargura que provoca la piedad: cuando el alma amargada se derrama en súplicas al Creador, provoca abundancia de misericordia en Él. La lechuga se llama en hebreo jasa, término que también significa piedad. (Di´s se apiadó del pueblo de Israel).

JARÓSET / MEZCLA DE MANZANAS, VINO ROJO Y NUECES.
Se coloca debajo del maror, a la derecha.
¿POR QUÉ?
Recuerda la argamasa que tenían que hacer los judíos para construir las obras de Egipto. El vino rojo representa la sangre judía derramada; la manzana alude a las mujeres judías que iban a dar a luz a escondidas bajo los manzanos; y las nueces son para oscurecer la mezcla y asemejarla a los adobes.

LAS 3 MATZOT:
Se colocan debajo del plato del séder o keará. Es preferible usar matzot shmurot y redondas.
Entre una matzá y la otra se debe colocar una servilleta de separación.
¿POR QUÉ?
En recuerdo de los tres patriarcas: Abraham, Isaac y Jaacob.
Como símbolo del pueblo judío, el cual está compuesto por tres grupos: cohanim (sacerdotes), leviím (levitas) e Israel.
En memoria de las.tres medidas de harina que Abraham ordenó tomar a Sara para dárselas a los ángeles que lo visitaron. Según la tradición la fecha de este acontecimiento coincide con Pesaj.
Como en Pesaj las matzot toman el lugar de los dos panes enteros que usamos en Shabat, debe haber dos matzot completas para poder recitar la bendición.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario