Jametz después de Pesaj

Como ya explicáramos anteriormente, en Pesaj el judío tiene prohibido poseer productos que sean Jametz. Por lo tanto deberá deshacerse de ellos o venderlos (a un no judío) antes de la fiesta. A tal efecto Jabad distribuyó tiempo antes de las fiestas, poderes para que el público en general pudiera efectuar tal venta. Cabe aclarar que el que haya realizado la venta a través de cualquier rabinato, su Jametz (aunque estuvo en su hogar) no le perteneció, sino al no judío que lo compró. El Jametz que por cualquier motivo quedó en posesión de un judío durante Pesaj (por no haber sido efectuada la venta), se llama “Jametz sheavar alav haPesaj” (Jametz que pasó la fiesta de Pesaj) y por lo tanto está prohibido su provecho. Esta ley debe ser tenida en cuenta a la hora en que compramos productos Jametz (luego de Pesaj) de un comercio cuyo dueño sea judío. Debemos estar seguros que los propietarios hayan realizado correctamente la venta de sus productos Jametz. Esta precaución es valida generalmente para los treinta días posteriores a Pesaj ya que luego de ese lapso suponemos que los comercios rotaron la mercadería que se encuentra a la venta. Existen ciertas excepciones como el vodka u otros artículos con vida en las estanterías más prolongados.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario