Rabi Shimon no descanso, El rebe Anterior tampoco

Algunas personas se impulsan constantemente para progresar y luchar más y más. Otros no realizan este esfuerzo. Ellos están básicamente satisfechos con sus logros, y cuando se confrontan con algo que debe ser realizado, no sienten la necesidad o la responsabilidad de atacar al problema. ¿Qué causa esta diferencia de actitudes?

Lag Baomer es una Festividad que puntualiza, entre otros eventos, el fallecimiento del famoso Sabio autor del Zohar, Rabí Shimón Bar Iojai (conocido como Rashbi).
Rashbi fue forzado a pasar trece años escondido por las persecuciones romanas. Durante esos años, él y su hijo vivieron bajo condiciones de extrema privación y sus cuerpos recibieron la cicatriz de su penosa experiencia.Cuando finalmente Rashbi emergió de la cueva para reanudar una vida normal, le preguntó al público local: “Hay, tal vez, algo que yo pueda corregir?”
Después de escuchar la oferta de Rashbi, la gente le pidió su intervención en determinado asunto. Finalmente, su ayuda resultó exitosa.
Físicamente, Rashbi sufrió muchísimo durante su exilio. Sobre su reaparición, podríamos esperar que él se duerma en sus laureles o, retornar a la docencia después de un período de recuperación.

Esta expectativa fue en realidad experimentada en nuestra época cuando el anterior Lubavitcher Rebe recién había llegado a América. Habiendo sufrido indescriptibles torturas en manos de la Policía Secreta Rusa por sus esfuerzos de mantener viva la chispa del Judaísmo (esfuerzos, que como podemos apreciar ahora, tuvieron un éxito tremendo), algunos podrían suponer que ahora iba a tener una vida tranquila, basado en la luz de previas realizaciones.
El nos hizo saber, de todas maneras, que iba a continuar difundiendo Judaísmo a pesar de todas las sutilezas, pero que son sustanciales obstáculos en ese país. ¿Qué motivó este compromiso absoluto de continuo progreso en medio de aquellos que no son tan espirituales?
Algunas personas se impulsan constantemente para progresar y luchar más y más. Otros no realizan este esfuerzo. Ellos están básicamente satisfechos con sus logros, y cuando se confrontan con algo que debe ser realizado, no sienten la necesidad o la responsabilidad de atacar al problema.
¿Qué causa esta diferencia de actitudes?

¿POR QUE LLORABA EL REBE?
Comencemos con una historia. El padre del Rebe anterior, el Rebe Rashab, en una ocasión unió fuerzas con las figuras rabínicas más prominentes de la época para anular un inminente decreto contra la Judería Rusa.
A pesar de los esfuerzos sobrehumanos para influir en el gobierno, no tuvieron éxito y al recibir la decisión final, el Rebe Rashab estaba turbado hasta el punto del colapso.
Una de las famosas personalidades de la Torá quedó confundido, y trató de consolarlo, diciéndole “Rebe, hicimos lo humanamente posible”.
El Rebe no quedó consolado. El replicó, “Pero la meta no fue alcanzada “
Tal vez esta sea la diferencia: Su mesura está centrada en el éxito personal o no?
Si usted considera como ha cumplido sus responsabilidades personales, primeramente examinará sus actos pasados: donde tendrá que echarse culpas o será recompensado, etc.
De todas maneras, si su ego sale de escena, sus asuntos se tornan radicalmente diferentes. Su “responsabilidad es un factor severo, pues usted no piensa, en primer lugar, en sí mismo. Usted se preocupa solamente por los resultados”.
El Rebe Rashab no podía encontrar consuelo, con el hecho que había realizado todo lo posible, porque “su” responsabilidad no era el asunto. Lo único que le interesaba era la conclusión.

SOLO EL OBJETIVO
En nuestro acercamiento al Judaísmo, todos tenemos las mismas dos posibilidades.
Podemos pensar en nuestras propias obligaciones: ¿estamos practicando todas las Mitzvot de acuerdo a nuestras mejores posibilidades?
Pensar de esta forma es bueno como primer paso, pero no es suficiente. Pues el objetivo final de nuestras Mitzvot es la venida del Mashiaj y la revelación de la Divinidad.
No importa cuánto es lo que ya hicimos, este objetivo aún no ha sido alcanzado.
No debemos calmar nuestra satisfacción y quedar estancados. Especialmente en nuestros días, que las señales dadas por Nuestros Sabios sobre la venida del Mashiaj están ante nuestros ojos: tenemos que sacar a nuestro “yo” fuera de la escena. Debemos consumar con realizaciones nuestro objetivo.

Esta es una de las razones porque, como dicen Nuestros Sabios, la revelación del Zohar y la profunda dimensión de la Torá en general, juegan un rol fundamental en la Redención Mesiánica. Este cambio personal –encarnado por Rashbi- nos conducirá hacia el Mashiaj, que sea pronto en nuestros días.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario