La Gran estrella de Janucá

En Janucá acostumbramos a comer latkes de papa, o de queso y el aceite de oliva es la gran figura. Una interesante investigación acerca de estos importantes elementos.

Papas
Ya que las papas contienen gran cantidad de carbohidratos, son fáciles de digerir y facilitan el proceso de la digestión.
Las papas contienen vitamina C y B, minerales como el potasio, magnesio, fósforo y zinc, los cuales son muy buenos para la piel.
La pulpa obtenida de la papa cruda machacada, mezclada con miel, puede servir como excelente máscara para el rostro.
La pulpa de la papa, si es aplicada externamente sobre las quemaduras da un rápido alivio y ayuda a sanar la piel.

Aceite de oliva
Los olivos crecen en un árbol, por lo cual el aceite de oliva es técnicamente un jugo de fruta más que un aceite. Los olivos son prensados para lograr que liberen su jugo, tal cual como lo hacen las naranjas o los limones.
En la antigua Grecia, la gente se aplicaba aceite de oliva en su piel y pelo para protegerse de los agentes externos y también para mantener una agradable fragancia.
Utilizar aceite de oliva en lugar de otros aceites ofrece protección contra las enfermedades del corazón, controlando el LDL (colesterol malo) y aumentando los niveles de HDL (colesterol bueno).
La función protectora del aceite de oliva tiene un efecto muy beneficioso sobre las úlceras y la gastritis.
El aceite de oliva extra virgen, que posee solo una prensada, contiene elevados niveles de antioxidantes, especialmente vitamina E y fenoles, lo cual lo diferencia en su calidad con otros aceites con mayor cantidad de prensadas.

Quesos
Aparte de poseer un alto contenido de calcio, el queso es rico en vitamina B, la cual es muy buena para los niños, mujeres y personas ancianas. Colabora con la formación y refuerzo de los huesos y cartílagos La vitamina B ayuda a la correcta absorción y distribución del calcio.
Algunos quesos como el cheddar, el suizo, el azul, el monterrey jack y el queso americano procesado, entre otros, han demostrado ser factores reductores de las caries dentales.
Muchos quesos, en particular los estacionados como el cheddar o el suizo, contienen muy poca o nada cantidad de lactosa. Por este motivo, el queso es una fuente importante de calcio y muchos otros nutrientes que se encuentran en la leche, para la gente que no tolera la lactosa o tienen dificultades para digerir el azúcar natural de la leche.
El queso, ingerido con moderación, está incluido dentro de la DASH (Propuestas alimenticias para la hipertensión) una dieta que fue diseñada para reducir el riesgo de hipertensión.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario