Cuentas Claras

Cuando hablamos del milagro de las velas de Janucá, nos limitamos a pensar en el aceite que duró ocho días en lugar de uno…


En el tratado de Talmud Shabat (21a) los Sabios definen el tiempo que debe durar encendida la Menorá (Candelabro) de Janucá y así dice: “desde que se ponga el Sol hasta que regrese el último (de los leñadores – ver Rashi, allí) de la feria” y además debe asegurarse que haya aceite suficiente para cubrir ese tiempo. En cuanto a nuestros días, para determinar a qué equivale ese tiempo, encontramos diferentes opiniones entre los Sabios, de bendita memoria, a saber: 1) El Rambam (Maimónides) en Leyes de Janucá capitulo 4 establece textualmente: “como 1/2 hora y algo más”. 2) El Shuljan Aruj -Código de Leyes- (Oraj Jaim, capitulo 672) fija ese tiempo en “como media hora” Y una tercera opinión que es la que expresa el Aguda (uno de los Rishoním- “Los primeros” fueron los rabinos principales y los Poskim (referentes) que vivieron aproximadamente entre el siglo XI y el siglo XV, antes de la escritura del Shulján Aruj y luego de los Geonim. Los rabinos eruditos a posteriori del Shulján Aruj son conocidos como los “ Ajaronim- “Los últimos”) en nombre del Rambam, establece ese tiempo en 24 minutos, equivalente al tiempo que le demora a una persona media caminar la distancia de un “MIL” (ver más adelante equivalencias). Y la pregunta que surge en cuanto a estas tres opiniones es: ¿por qué no alcanza que sea exacto 1/2 hora y de dónde proviene ese tiempo? El Rambam exige un poquito más y el Aguda un poquito menos. Pero hay que saber que todas las medidas que establecen nuestros Sabios están todas en perfecta armonía y en total precisión. ¿Por qué los Sabios establecieron los 8 días de Janucá como días de Alabanza y Agradecimiento? Es sabida la historia que nos cuenta el Talmud: durante la época de los Jashmonaim, los judíos quisieron encender la Menorá del Beit Hamikdash (Gran Templo de Jerusalem) y encontraron una sola vasija de Aceite Puro que alcanzaba para encender el Candelabro solo durante un día, pero milagrosamente ese aceite duró 8 días- que era el tiempo necesario para producir una nueva partida de aceite puro. Sin embargo, el Admur de Ostrovtza en cuanto a la magnitud del milagro, ya que nuestros ancestros vivenciaban a diario el milagro de ver como con la misma cantidad de aceite en todas las luminarias, la luminaria Occidental (Ner Hamaaraví) permanecía encendida todo el día mientras el resto solo lo estaban por la noche, o sea que de hecho un milagro similar ya estaban acostumbrados a ver TODOS los días, entonces que fue lo sorprendente de Janucá? Es sabido que el Cohen que encendía la Menorá tenía una medida fija de aceite que usaba para encender las luminarias (1/2 LUG) y por cuanto el tiempo llamado “Bein Hashemashot” (tiempo que transcurre desde que se pone el Sol hasta que salen las estrellas) es un tiempo dudoso que no se sabe si considerarlo Día o Noche, el Cohen debía encender y colocar la cantidad de aceite correspondiente para incluir el tiempo de Bein Hashemashot para salir de toda duda, es decir, que la luminaria Occidental o Ner Hamaaravi tenía aceite suficiente para cubrir los dos Bein Hashemashot del día (uno al atardecer y el otro a la madrugada desde que despunta el alba hasta que sale el Sol). En cuanto a Janucá, si los Sabios hubiesen establecido que el Milagro era que las velas estuvieron encendidas igual que siempre, hubiesen establecido la duración del milagro en 12 horas menos los dos Bein Hashemashot, pero por cuanto la luminaria Occidental ya permanecía encendida ese tiempo milagrosamente todos los días, surge la pregunta: ¿qué milagro adicional vieron en Janucá? Pero en Janucá, la gran diferencia es que durante los 8 días, las luminarias ardían sin agregar aceite, es decir sin necesidad de cubrir el tiempo de los Bein Hashemashot con aceite tal y como se hacía normalmente, de ahí que el Milagro extra que se vio en Janucá es que las luminarias ardían milagrosamente INCLUSO en los dos periodos diarios de Bein Hashemashot, por eso se instituyó que en recuerdo a ese tiempo extra milagroso se enciendan las velas de Janucá hoy día durante el tiempo correspondiente a ese lapso de dos veces Bein Hashemashot! Ahora vamos a calcular cuánto es el tiempo de Bein Hashemashot basados en los criterios de los Sabios del Talmud. Curiosamente, encontramos en que para definir el tiempo que dura Bein Hashemashot también hay tres opiniones. En el Talmud Shabat 34 Raba establece en nombre de Shemuel que ese tiempo es el tiempo que demora una persona normal en recorrer 3/4 de MIL y Rabi Iosef interpreta en nombre de Shemuel que ese tiempo es 2/3 de MIL. El ROSH (Rabeinu Asher ben Iejiel) establece para la Halajá (ley judía), el criterio de Rabi Iosef. El Rambam fija el criterio que el tiempo de caminar 1 MIL es 24 minutos que es 2/5 de hora. Otros Rishonim establecen (y así queda para la Halajá del Shuljan Aruj) que el tiempo de caminar 1 MIL es de 22 1/2 minutos (tiempo adoptado también por el Gaón de Vilna). Y la tercera opinión establece que ese tiempo es de 18 minutos * que establece que el tiempo para que una carne esté salada es como mínimo 18 minutos basado en que el tiempo que le demora a una persona caminar 10 PARSAOT son 12 horas y ya que 1 PARSA son 4 MIL, 10 PARSAOT son 40 MIL, la 40ava parte de 12 horas son 18 minutos. Ahora veamos cuán exactos y sorprendentes son los criterios usados por nuestros Sabios para fijar una ley: Para el Rambam que dice que el tiempo de caminar 1 MIL son 24 minutos y que Bein Hashemashot son 2/3 de MIL, obtenemos que cada duración de Bein Hashemashot es de 16 minutos, por lo tanto 2 Bein Hashemashot son 32 minutos y observamos lo exacto del lenguaje del Rambam que estableció que el milagro de Janucá duró como media hora y un poco más. ¡Para el Shuljan Aruj que establece que el tiempo de caminar 1 MIL es de 22 1/2 minutos, los 2/3 de ese tiempo es de 15 minutos que es el tiempo de Bein Hashemashot, por lo tanto dos Bein Hashemashot son exactamente 30 minutos! ¡Y la tercera de las opiniones que establece que caminar 1 MIL lleva 18 minutos tenemos que 2/3 de 18 son 12 minutos, entonces dos Bein Hashemashot de 12 minutos cada una son exactamente 24 minutos! Estos cálculos manifiestan la extraordinaria coherencia en los criterios usados por nuestros Sabios- de bendita memoria- para todo dictamen legal y esto mismo lo convierte en maravilloso.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario