¿Cómo fueron los aceites profanados?

“Profanaron todos los aceites que había en el Santuario”…

PREGUNTA:¿Cómo se causó la profanación de los frascos de aceite?

RESPUESTA:1)Nuestros sabios dictaminaron que los gentiles impar­ten la turná de un zav mediante magá —tocando un elemento— o incluso por heset —causando indirectamente que un elemento se mueva—. No obs­tante, el sello intacto del Kohén Gadol sobre el frasco de aceite era una indicación de que los sirio-griegos ni siquiera lo habían notado, y era de este modo aceite de oliva ritualmente puro adecuado para encender la Menorá.

Una dificultad planteada con la explicación es que esta ley es uno de los Dieciocho Estatutos que fueron establecidos cuando un gran contin­gente de discípulos de Shamái y Hilel se encontraron en el aposento supe­rior de Jananiá ben Jizkiá ben Darón (ver Shubat 13b). Ahora bien, el milagro de Janucá aconteció en el año 3597, que fue 206 años antes de la destrucción del Beit Harnikdash, mientras que Shamái y Hilel vivieron sólo 100 años antes de la destrucción (Shabat iSa).

Para obviar esta dificultad algunos dicen que originalmente los genti­les eran declarados como zavim sólo al punto de que lo que tocaran no podía ser utilizado más para cuestiones de santidad, pero en el momento de los Dieciocho Estatutos el decreto se extendió al punto de que reque­ría que las cosas sagradas que ellos tocaban precisaran ser destruidas que­mándolas (ver Shabat 1 5b).

Algunos dicen que el decreto original se aplicaba sólo a los adultos y más tarde, en el momento de los Dieciocho Estatutos, se extendió para incluir niños a partir de los nueve años de edad.

2) La Guemará (Avodá Zará 52b) dice que cuando los griegos toma­ron control del Beit Hamikdash profanaron el Altar al sacrificar sobre él ofrendas para un ídolo. La Guemarú (Julín ~3b) dice que las ofrendas idó­latras son bíblicamente comparadas a “los muertos”, y tal como un cadá­ver humano imparte tumá mediante ohel —al estar bajo el mismo techo— así también lo hace una ofrenda idólatra.

Una dificultad que algunos plantean con esta explicación es que esta es solamente la opinión de Rabí Iehudá ben Beteirá. Los Rabanán no están de acuerdo y la halajá sigue su opinión.

Tosafot (ibid.) dice que aunque los Rabanán no sostienen que las ofrendas idólatras bíblicamente transmiten Tumá mediante ohel, coinci­den en que una prohibición rabínica debe ser aplicada. Por consiguiente, no podían utilizar estos aceites porque según la ley rabínica estaban con­siderados tamé.

Uno puede todavía preguntar, si el aceite era tamé sólo desde un punto de vista rabínico, ¿por qué no lo utilizaron para encender la Menorá, que es una ley bíblica?

La respuesta es que los Rabies no pueden ordenar la violación activa de una ley bíblica (kum vehasé), pero sí tienen el poder de frenar el cum­plimiento de una ley bíblica mediante shev vea! tahasé —inactividad—.

3) Algunos dicen que incluso si la tumá de ohel no se aplica, todas las vasijas de aceite que fueron abiertos fueron utilizados o puede que hubie­ran sido utilizados para sus ofrendas idólatras (y luego vertidos nueva­mente dentro del frasco) y de este modo son prohibidos para nuestro uso. Puesto que el frasco hallado estaba cerrado, fue definitivamente no utili­zado por ellos y por consiguiente era sin duda alguna apropiado para encender la Menora.

4) En el curso de la feroz lucha que tuvo lugar dentro del Beit Hamikdash, hubo numerosas víctimas mortales entre los soldados judíos. Según la halajá, el cadáver de un judío yaciendo dentro de la casa causa que todo bajo el mismo techo se vuelva tamé —impuro—. De ahí, todo el aceite en el Santuario se volvió tamé a excepción de una vasija que tenía un sello intacto sobre él.
Aunque un cadáver causa que todo bajo el mismo ohel —techo— se vuelva tamé, la vasija no se volvió tamé porque la Torá (Bamidbar 19:15) dice que una vasija de barro con una cubierta estrechadamente cerrada no se ve afectada.

Extraído de “Hablarás de Torá… Janucá de Editorial Bnei Sholem

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario