El Diez de Tevet: Dando a luz

Para nuestra visión limitada, parecería que los días que conmemoramos con ayunos son tristes y solitarios. Pero el Rebe explica que cuando venga el Mashiaj, las cosas revelarán su verdadera realidad. Y veremos que esos días no eran tan malos como parecían. Al contrario, veremos cómo estos días tienen un tremendo potencial, de acercamiento y de santidad.

Lo mismo se aplica para el diez de Tevet.
El número diez indica un cierto nivel de santidad, de perfección en temas sagrados. Hay diez sefirot (Diez emanaciones), y diez Palabras con las que el mundo fue creado. Luego están los Diez Mandamientos, y diez niveles de santidad en la Tierra de Israel. No es coincidencia que Iom Kipur, el día más sagrado del año, también cae el 10 del mes, el 10 de Tishrei.

“Esta bien”, dices, “Tishrei es Tishrei, ¿pero Tevet? ¿Qué significado tiene Tevet?“. Como es sabido, contamos los meses desde Nisan, el cual la Torá llama el primer mes. ¿Qué mes es Tevet si Nisan es el primero? ¡El décimo! Así que el Diez de Tevet es el 10 del 10. Una indicación de un nivel extra de Kedusha que ni siquiera se encuentra en las festividades.

En La Torá, el período de Galut (exilio) y especialmente el fin del Galut es generalmente comparado con la situación de una mujer que está a punto de dar a luz. Cuando el proceso actual de dar a luz se acerca, los dolores son más frecuentes y más difíciles de soportar. Sin embargo, poco después, el dolor queda olvidado, como algo del pasado, y el día en el que nació el bebé es ahora recordado como un día muy alegre. Al pasar los años, el dolor se hace menos prominente, y la alegría y los Najat tomarán más preponderancia en la memoria que las dificultades del parto. Y esa es la idea del Galut. Ahora estamos experimentando dolores de parto, contracciones. Es difícil, pero es solo temporario, sólo un pequeño precio que debemos pagar por toda la alegría y grandes bendiciones que saldrán de ello. Otra vez, si tuviera el tiempo iría, pero esta es una manera de ver un día de ayuno de manera positiva, y de usarlo y estudiarlo y mejorar como judíos, sabiendo que será un Iom Tov cuando el Mashiaj esté acá, y todo se olvidará.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario