Apartar

Cuando el ayuno de Shivá Asar Betamuz ó Tishá Beav cae en un Shabat, el ayuno es nidjé, “apartado” o “empujado”, hasta el día siguiente.
El Rebe Anterior relató que un año cuando Shivá Asar Betamuz cayó en Shabat, su abuelo, el Rebe Maharash, estaba altamente exaltado y mencionó varias veces que el Shabat es llamado “nidjé”. Él concluyó: “Si fuera él [el ayuno] verdaderamente nidjé [a través de la llegada de Mashíaj]“. Añadió el Rebe Anterior, “y transformado en júbilo y alegría”.
La conexión entre “nidjé temporario” y “nidjé permanente” es como sigue. Cuando un ayuno es nidjé, la severidad del ayuno es considerablemente aminorada2. Como tal, el mitigado “nidjé temporario” señala el camino al “nidjé permanente” del Tiempo Venidero.
Esto será mejor entendido empezando la clásica disputa en la Guemará respecto de nidjé: Cuando Tishá BeAv cae en Shabat, es la opinión de Rebe (R. Iehudá HaNasí) que dado que el ayuno debe de cualquier modo ser nídjé hasta después de Shabat, debería ser enteramente nidjé aquel año. Los Sabios, sin embargo, sostienen que el ayuno es meramente nidjé hasta el domingo. ¿Cuál es la base para su argumento?
Nuestros Rabíes explican que hay dos aspectos para un ayuno: la aplicación del nombre del ayuno tal como se relaciona con el día de ayuno; la aplicación de las leyes y obligaciones del ayuno tal como se relaciona con el individuo.
En conformidad, podemos decir que la disputa entre Rebe y los Sabios gira en derredor del status del día de Shabat “nidjé”:
Según Rebe, nidjé aparta el “nombre” también – Shabat no puede ser llamado un “día de ayuno” en absoluto. Dado que cesa de ser un día de ayuno, Rebe sostiene que el ayuno no se puede trasladar posiblemente para el día siguiente. Según los Sabios, el aspecto nidjé se aplica solamente a cumplir las leyes de día de ayuno, sin embargo, el nombre del día – el hecho que es un “día de ayuno”, continúa.
Mas ¿cómo puede el término “día de ayuno” aplicarse a Shabat, cuando está expresamente prohibido ayunar en Shabat?
La explicación es la siguiente. Un día de ayuno es considerado “un día deseable para Di-s”. A pesar de que esto se aplica primariamente a ayunos por arrepentimiento y expiación, mientras Tishá BeAv es un ayuno de duelo sobre los Según lo antedicho, la cuestión es clara. El aspecto principal de un día de ayuno no es aflicción, sino “un día deseable para Di-s”. Solamente, que durante el tiempo de exilio, cuando nuestros pecados que causaron el exilio no han cesado aún, la manera de utilizar y acercarse a las cualidades especiales de este día, puede sólo ser a través de ayuno y afligir el cuerpo, sirviendo para despertar al arrepentimiento, aún a una persona burda.
Con la llegada de Mashíaj, cuando “el espíritu de impureza partirá de la tierra”, no habrá lugar para afligir el cuerpo; todo lo que quedará es el aspecto de incrementar nuestro servicio Divino en una manera de júbilo y alegría de corazón.
Así, estos días deseables intrínsecamente serán entonces “verdaderamente nidjé” de días de ayuno y tristeza, y serán transformados en “días de júbilo y alegría”,

Basado en Likutéi Sijot, Voi. XXXIII, págs. 156-163.

Extraído de “Días solemnes de regocijo” de Editorial Bnei Sholem

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario