La unidad del pueblo Judío

En Shavuot celebramos la entrega de la Torá en el Monte Sinaí. Esto marcó el comienzo de nuestra completa identidad como judíos, el pueblo todo estuvo presente en este momento.

¿Quién se perdería este fenomenal evento? Pero, aun más, nuestros Sabios dicen que las almas de todos los judíos que nacieron antes o nacerían en el futuro, incluyendo las almas de futuros conversos al judaísmo, también estuvieron presentes.
La entrega de la Torá expresa el lazo que une a todos los judíos que hayan vivido en el pasado y los que vivirán en el futuro. Por esa razón aquellos que vivían en la época de Moisés fueron inspirados por una atmósfera de paz, unión y amor fraternal cuando llegaron a la región del Monte Sinaí. Esta fue la preparación para poder recibir la Torá días más tarde.
El Zohar (libro base de la Cabalá) dice: “Di-s, el Pueblo Judío y la Torá son Uno”. La Torá es el lazo. Esto significa que de Sinaí en adelante, cada pensamiento, palabra o acción en el cumplimiento de la Torá y sus preceptos, es tanto una conexión con Di-s como un vínculo con otros judíos. Cada vez que cumplimos una mitzvá (precepto) nos enlazamos con el creador y también expresamos nuestra profunda y eterna unión como pueblo.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario