Luz Eléctrica

El 19 de Kislev es celebrado por la comunidad de Jabad como el “Rosh Hashaná del Jasidismo”. Farbrenguens-reuniones informales en donde se exponen enseñanzas Jasídicas y palabras de inspiración entrelzadas con melodías, bailes y Lejaíms-se llevan a cabo en cada comunidad, y los jasidim se desean unos a los otros “un buen año en el estudio del Jasidut y en los caminos del Jasidut”.

El 19 de Kislev marca el día, en el año 5559 (1798), el cual el fundador del Jasidismo de Jabad, Rabi Shneur Zalman de Liadi, fue liberado del encarcelamiento en la Rusia Zarista. Rabi Shneur Zalman había sido arrestado con cargos, presentados por los oponenetes del Jasidismo, que sus actividades y el movimiento que fundó, contenían elementos traidores. Su exoneración y liberación marcaron la victoria del Jasidismo sobre aquellos que anhelaron destruírlo; luego del 19 de Kislev, el movimiento ganó muchos nuevos adherentes, y sus enseñanzas pudieron ser más ampliadas y libres de ser expuestas. El estilo de la forma de enseñar de Rabi Shneur Zalman también asumieron una nueva forma: comenzó a exponer el “alma de la Torá”, presentada previamente sólo en forma de breves fórmulas cabalísticas, con mayor longitud y de una manera que permite con mayor facilidad la asimilación intelectual.

En un nivel más profundo, el arresto y la liberación fueron interpretados por Rabi Shneur Zalman y sus seguidos como un espéculo terrenal del drama supernal, en donde el movimiento mismo estuvo a prueba frente a la corte Celestial. ¿Es adecuado revelar los secretos más íntimos de la Torá, que han sido la competencia exclusiva de pocos selectos en cada generación, a todo el pueblo? ¿Es aduecuado investirlos en vestimentas de razón, para que estas verdades esenciales supra racionales tomen la forma de una filosofía racional y creda? La liberación de Rabi Shneur Zalman de la prisión terrenal significó su vindicación arriba: la corte Celestial había pronunciado que el momento había llegado para que la luz oculta de la Torá sea revelada e iluminara al mundo.

Lo siguiente es un extracto de traducción libre de una carta escrita por el Rebe al Sr. Shneur Zalman Shazar (Presidente del Estado de Israel durante los años 1963-1973), datado el 14 de Tevet de 5714 (10 de Diciembre de 1953), en donde el Rebe toca los paralelos entre la luz espritual revelada el 19 de Kislev y la los métodos de la luz moderna.

“Fue con placer que recibí la noticia que la energía eléctrica ha sido instalada en Kfar Jabad, y que los farbrenguens fueron llevados a cabo utilizando esta luz en el día luminario de 19 de Kislev. Me han dicho que el asunto fue dispuesto gracias a su esfuerzo y vigo, y le agradezco y lo felicito por esto.

Es una antigua tradición Judía buscar un significado más profundo y una enseñanza que se pueda aprender de cada suceso, como dice la Mishna: “¿Quién es sabio? Aquel que aprende de cada hombre”; a lo que el Baal Shem Tov agrega que uno debe también aprender algo de cada evento y cada detalle del mismo. Desde el día de su liberación el 19 de Kislev, la doble luz de Rabi Shneur Zalman de Liadi comenzó a expandirse, libre de todo disturbio y obstrucciones, y de una forma que pueda alcanzar incluso a la persona más simple. De hecho, este es el elemento principal del Jasidismo: bajar y conectar las máximas alturas con las profundidades más bajas…

La fuerza eléctrica es una de las fuerzas ocultas de la naturaleza. No puede ser percibida por ninguno de los cinco sentidos, sabemos de su existencia sólo por sus causas y efectos. Sin embargo, esta fuerza oculta enb su máxima potencia, arrastra a la oscuridad e ilumina la noche. Por lo tanto, la electricidad es una analogía física de la fuerza espiritual del Jasidismo, por ende, los elementos ocultos de la Torá y sus secretos, como se revelan a través de las enseñanzas del Jasidut y de su forma de vida, arrastra toda la oscuridad del mundo material e ilumina la lobreguez de toda existencia física”.

Extraído de meaningfullife.com

1 comentario

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario