De los días de arresto

El Rebe de Lubavitch contó sobre su suegro el Rebe Anterior: “Cuando Rabi Iosef Itzjak se  encontraba en prisión vinieron a fotografiarlo el día Shabat. De acuerdo a la ley soviética, debe existir una foto de cada preso. Debido a algún error, no fotografiaron al Rebe cuando ingresó a la prisión, y por eso vinieron a fotografiarlo a su celda.

En ese momento- eran las dos o tres de la tarde- el Rebe rezaba mientras su Talit que le cubría el rostro. Cuando ingresaron al cuarto y lo vieron sentado con el rostro cubierto por el Talit se retiraron. Volvieron un tiempo después y aún se hallaba en medio de la Plegaria, sólo que su rostro estaba descubierto. Cuando el Rebe notó que ingresaban con todos los elementos de fotografía, hizo una señal con su mano indicando que aún no había terminado y no interrumpiría ahora. Se estremecieron y se retiraron. Vinieron por tercera vez después de una hora y el Rebe les dijo que debido a que era Shabat, tiene prohibido fotografiarse.

Al escuchar sus palabras se fueron y pospusieron el día de la foto. El Rebe de Lubavitch expresa sobre el hecho: “Es maravilloso lo sucedido y no es posible entenderlo de acuerdo a los parámetros del intelecto. Estas personas no debían haberse sorprendido de un Talit, y más aún: ¡el Rebe-mi suegro- estaba detenido pues era Rabino, Rebe, usaba Talit…!”

Extraído de Torat Menajem Tomo 3 Pág. 194

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario