Yud Shvat-Tiempo para la renovación

Yud Shvat (día diez del mes hebreo Shvat) es el aniversario del fallecimiento del Rebe anterior, Rab Yosef Itzjak Schneerson. El día del fallecimiento de un hombre justo, “todo su esfuerzo…por el que trabajó durante toda su vida….se revela e irradia hacia abajo”. Por esto, es un momento propicio para enfocarse en el mensaje espiritual de vida del Rebe anterior, y su compromiso sin límites para preservar y promover el judaísmo.

Para los Jasidim de hoy en día, sin embargo, el significado principal de Yud Shvat, es que fué ése el día en el que el Rebe, Rab Menajem Mendel Schneerson, aceptó las riendas del liderazgo del movimiento. Hace 48 años, el día en el que festejaron esta aceptación, el Rebe dijo claramente: ” Jabad siempre pone el énfasis en la iniciativa individual y no en confiar en los Rebeim…..yo voy a a ayudar, de hecho, lo mas que pueda…pero ¿de qué va a servir proporcionar textos de estudio, cantar
melodías Jasídicas y hacer Lejaím si no hay iniciativa de su parte?”

En esa misma reunión, El Rebe definió claramente cuales eran sus objetivos para esta generación: ” Somos la generación más próxima al
período en el que los pasos del Moshiaj pueden ser escuchados. Nuestra misión es completar el proceso de bajar la Divina Presencia…para que pueda descansar en nuestro bajo mundo”

En esa misma ocasión, el Rebe explicó que a pesar de que Moisés pudo haber construido el Santuario el cual acompañó a los Judíos en el desierto, se abstuvo de hacelo a fin de que todo el pueblo Judío participara de este esfuerzo. Similarmente, el Rebe continuó, los Rebeim de las previas generaciones no querían que las campañas para traer al Moshiaj sean parte de su empresa privada, sino que un esfuerzo compartido con el pueblo Judío en conjunto, y por cada individuo en particular.

El Rebe nos enseñó a asumir la responsabilidad de nuestras vidas y de dirigir nuestros esfuerzos para el bien supremo, la llegada de la Redención. Incluso ahora podemos contar con el Rebe para cumplir con su promesa de ayudar. Porque aunque no este con nosotros en el sentido físico, el no se fue.
La lección de vida del Rebe no es lo que el puede hacer, sino lo que cada uno de nosotros podemos hacer.

Cada uno de nosotros tenemos un papel que desempeñar para hacer la Redención una realidad. El aniversario de la aceptación del Rebe como líder es el tiempo indicado para renovar nuestro compromiso con esta misión y tomar la iniciativa.

Eli Touger

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario