Ree

29 de Av de 5772 – 17 de Agosto de 2012

ROSH JODESH ELUL

PARSHA Reé

Horario para el encendido de las Velas de Shabat:

Buenos Aires 18:04 - Rosario 18:15 - Tucumán 18:41 - Bahía Blanca 18:14 - Concordia 18:16 - Córdoba 18:31 - Salta 18:44 - S. Fe 18:17 - Bariloche 18:46 - Mendoza 18:48 - Asunción 17:16

Ser un Mentch

Simplemente sé un mentch! Esa es la exhortación tradicional de la madre judía a su hijo. Estudiá, trabajá, amá, viví – hace lo que sea
que hagas. Pero, al final del día – sé un mentch!

¿Qué es un mentch? El diccionario Webster define la palabra (que es una de las muchas palabras en yidish que se han deslizado en el
lenguaje americano) como “un ser humano decente y responsable”.

Eso suena correcto para mí.

Literalmente, sin embargo, la palabra significa “persona” o “humano”. Así que su madre en realidad está gritando “Sé una persona!” o “sé un ser humano!” ¿No tenía mayores aspiraciones para vos? ¡Por supuesto que podes lograr ser algo mas que ser un “humano”!

¿O podés?

Echemos un vistazo a la consecución de ser “humano”. La Torá parece enfatizar el término “humano” cuando se enseña acerca de la naturaleza vinculante de las promesas. Cuando prometo algo, esa palabra es su fianza. Tenés la obligación Divina de honrar tus compromisos, incluso si no hubo testigos, registrado y certificado.

Pero hay una manera de anular la promesa. Un grupo Rabínico puede negar voto a alguien, si encuentran la razón a su furia, sin pensar en las consecuencias y sin madura reflexión.

El Talmud enseña que esto se indica en la Torá (aparentemente superflua) del término “humano” cuando se habla de la elaboración de
las promesas. Promesa es solamente cuando un ser humano la hizo.

Bueno, ¿quién más podría hacer una promesa? ¿Un perro o un gato? La Torá parece indicar que las personas pueden optar por ser “humanos” (el tipo de seres humanos que están diseñados para ser), o pueden ser menos que eso. A través de su conducta, la gente puede caer por debajo de la barrera humana.

¿Cuál es la definición de la Torá de un ser humano? Un ser humano tiene la capacidad de auto-evaluación. Un ser humano tiene la
capacidad mental y moral para anular el impulso (¿un perro puede decidir ponerse a dieta?). Un ser humano puede optar por seguir moral en lugar de su inclinación física. Un ser humano puede calcular las consecuencias más allá de lo inmediato.

Esa es la descripción de la Torá de un ser humano, la definición de la Torá de un mentch.

Si no fue un mentch cuando emitió una promesa, si actuó impulsivamente sin necesidad de utilizar sus dones humanos de la cognición y el punto de vista moral, entonces su acción es menos que un humano. Nuestras acciones tienen influencia cuando nuestra conducta es la de un humano, maduro y responsable.
Así, la definición de la Torá de “humano” es algo que todos debemos aspirar.

Curiosamente, el término tiene connotaciones diferentes cuando se utiliza en America.
Cuando una persona es débil, menos noble, de impulso-impulsado en lugar de centrado moralmente, ¿qué decimos?
“Mira, es simplemente un humano!”
En nuestra lengua vernácula, el reconocimiento de que una persona es “humana” es el reconocimiento de su debilidad inherente. Vemos a un “ser humano” como inherentemente defectuoso y débil moralmente. ¿Qué se puede esperar realmente de esta persona de carne y hueso?

Piense en ello. El término judío de humano, mentch, es algo que hay que aspirar, mientras que el “humano” estadounidense es una posición de retroceso en caso de un fracaso moral.

Gran cosa, podés decir. Estos son sólo palabras. Bueno, las palabras son poderosas. Y la forma en que lo haya usado una sociedad hace una gran diferencia en su conciencia moral colectiva. Consciente o inconscientemente, todos nos identificamos como “humano”. ¿Eso nos inspira a luchar más, a ser un mentch? ¿O es que nos permite relajar nuestras normas, reconociendo que sólo somos humanos?

Aceptando la nueva definición estamos dando lugar a una moral de “atontamiento” de la sociedad.

Por supuesto, todos tenemos un lado más débil. Es verdad que todos tenemos que trabajar duro si queremos ser moralmente centraos, responsables y nobles.

Estoy hablando de nuestro potencial, de nuestro contexto de vida y de nuestro propio marco de referencia para lo que podemos lograr.

En orientar a las personas, mi lucha más grande es a menudo convencer a la gente que tienen la capacidad de mejorarse a sí mismos y sus vidas. La gente se siente cómoda con su autoimagen de un ser humano débil e imperfecto. Mi objetivo es mostrarles que pueden ser mentch.

No dejemos relajar nuestros éstandares. Cuando una persona falla moralmente, no sea crítico, pero no lo normalice tanto. Cuando una
persona comete un acto inmoral, no es ciertamente un animal. Pero él está tocando su lado animal, no su dimensión “hombre, mentch”. Él esta siendo un humano, pero no un mentch.

En nuestras mentes, vamos a redefinir quiénes somos y quiénes podemos ser.

Sí, soy humano. Pero por favor no me denigren diciendo que la debilidad moral es mi norma. Permítanme reconocer el potencial que
Di-s me ha dado. Permítanme reconocer la humanidad por excelencia, el verdadero mentchlichkait, que puedo lograr.

Por: Mendy Herson

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario