Masei

LA ENSEÑANZA SEMANAL 876 – SHABAT MEBARJIM

20 de Tamuz de 5771 – 22 de Julio de 2011

Parashá Masei

Horario para el encendido de las Velas de Shabat
Buenos Aires 17:50 Rosario 18:02 Tucumán 18:31 Bahía Blanca 17:57 Concordia 18:04 Córdoba 18:19 Salta 18:36
S.Fe 18:05 Bariloche 18:27 Mendoza 18:35

“MADE IN LANUS”

Hará cosa de un año y medio fui invitado por un empresario de Lanús a participar de un curso de Jasidismo que se realizaba en su empresa una vez al mes. Agradecí gentilmente pero al efectuarse viernes al mediodía, cerca de Shabat, decliné la invitación y me olvidé del tema. Al día siguiente, llevando a cabo la vieja costumbre judía de abrir un libro de “Torá” frente a alguna inquietud o duda respecto de algún tema, tomé al azar, un tomo de cartas del “Rebe” (de entre casi 40) y al abrirlo, también al azar (de ente miles y miles de cartas) apareció frente a mis ojos, la siguiente, escrita por el “Rebe” a un judío 50 años atrás. “Estoy muy contento por el curso de jasidismo que se realiza en sus alrededores una vez al mes”. Inmediatamente avisé al empresario acerca del episodio y que el curso al que me invitó era muy importante y “pegaba en las alturas celestiales”. Asimismo también lo entendí como una indicación personal de que debía concurrir. En el ultimo encuentro, con mucha concurrencia, se sentó justo frente a mí, un muchacho “nuevo”, en algún momento, tras el típico “Quien es quien comunitario” (donde descubrimos que siempre somos parientes, amigos o conocidos de todo el mundo), le comenté que tengo una ruta de Mivtzoim (recorrido por los negocios pertenecientes a gente de la comunidad, instándolos a colocar los Tefilín – una de las campañas de difusión del Judaísmo, promovidas por el Rebe) y que me gustaría dejarle semanalmente una enseñanza de “Torá”. Si, contesto. “Margarita Wield y Basavilvaso número tal…” Al llegar el día y preparar el material, dudé acerca del número exacto que me dijo y debiéndome apartar un poco de mi “Ruta” y siendo ya tarde, cuando decidí tomar el colectivo (hacia el núcleo de mi ruta en Lanus), dudaba entre ir a buscar el lugar o averiguar mejor y dejarlo para la vez siguiente. Mientras subía y pensaba inclinándome hacia la segunda opción, en la siguiente parada, el colectivo es detenido por un grupo de mujeres que señalándole al conductor a una mujer muy mayor le dicen: “Esta señora esta perdida, vive en esta dirección, por favor al llegar avísele”. Frente a su fragilidad y desamparo, la hacen sentar, y mientras a su alrededor tratan de calmarla, la señora se pone a llorar, entonces desde atrás alguien le dice: “Yo también voy a Margarita Wield y Basavilvaso, cuando llegamos le aviso”. Al escuchar estas palabras quedé estupefacto, por lo que estaba ocurriendo frente a mis propios ojos, era exactamente la dirección donde vivía mi amigo y a donde dudaba si ir o no.

Cualquier persona conocedora del Jasidismo básico sabe que: a) Todo lo que un judío ve u oye es una indicación para el servicio Divino y b) El alma judía siente nostalgia de su fuente, la esencia de Di-s y cuando el cuerpo en que esta, por cualquier motivo, no logra conectarse a través de la realización de los preceptos físicos , y refinar y elevar la porción del mundo por lo cual ha bajado, el alma sufre como si estuviera en una prisión, y llora anhelante recordando la plenitud espiritual que goza-ba en su casa u origen. Parado frente a la escena intentaba no perder detalle. De repente la señora interrumpe su llanto y dice: “Gracias, gracias, ‘Di-s’, siempre manda ayuda para volver a casa”.

Naturalmente, frente a semejante indicación del cielo, decidí buscar inmediatamente la casa de mi nuevo amigo, reflexionando acerca de la tremenda importancia de unir a la “Torá” con los judíos, y la Supervisión Divina, interés y amor de “Di-s”, por cada una de sus criaturas, y en especial por cada integrante de su pueblo “Israel”. Por la noche tomé el “Haiom Iom”, un libro de frases e inspiradoras enseñanzas recopiladas por el “Rebe” para ser leídas en forma diaria. Era la noche del 9 del mes de Iyar y entre 384 enseñanzas la de esa noche decía: “Nuestro maestro el “Baal Shem Tov” decía “Cada cosa que la persona ve o escucha es una indicación para el comportamiento en el servicio divino”. “Y ese es el trabajo, entender y comprender de todos los caminos el servicio a Di-s”. Como dicen los israelíes: “¡Iesh Elokim!”,”¡Hay un Di-s!”

Jaim Szadman Avellaneda

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario