Ki Tetzé

13 de Elul de 5772 – 31 de Agosto de 2012
Horario para el encendido de las Velas de Shabat:
Buenos Aires 18:14 - Rosario 18:24 - Tucumán 18:47 - Bahía Blanca 18:26 - Concordia 18:25 - Córdoba 18:40 - Salta 18:49 - S. Fe 18:26 - Bariloche 19:00 - Mendoza 18:57 - Asunción 17:21

¿DEBO USAR MIS TZITZIT HACIA FUERA?

Depende a quién le preguntes. Indaguemos un poco:
Leemos en la Torá, ”Éstos serán flecos para ustedes, y cuando los vean, recordarán todos los preceptos de Di-s para cumplirlos. Y no irán tras vuestro corazón y ojos, que tienden a desviarlos…”
Con respecto a esto, Rabí Iosef Karo (1488-1575) escribe en su Shulján Aruj que uno debe vestir los Tzitzit encima de sus otras prendas para que constantemente los vea y se acuerde de las Mitzvot.
En esta misma tradición, Rabí Israel Meir Kagan (1838-1933), conocido como el Jafetz Jaim, objetó fuertemente a aquellos que meten los flecos de sus tzitzit en sus pantalones. Escribe que hacer esto, es denigrar las mitzvot. Compara a los tzitzit con un regalo autografiado por un rey cuyo receptor seguro querrá mostrarlo de la forma más visible.
Por el otro lado, el gran Kabalista, Rabí Itzjak Luria (el AriZal, 1534-1572), vestía su Talit Katan (Tzitzit con todo), debajo de sus otras prendas. Su alumno, Rabí Jaim Vital explicó que esto se debía a que el Talit Katan y el Talit Gadol están relacionados con dos tipos de realidades: la realidad interna (Pnimiut), y la realidad externa (Jitzoniut). El Talit Katan representa el nivel interno y por lo tanto es vestido dentro de otras prendas, mientras que el Talit Gadol representa lo externo y por lo tanto es vestido sobre otras prendas.
En una charla publicada, el Rebe dilucidaba este concepto, explicando que en la ”realidad externa” del Talit Gadol, en donde la Torá dice sobre ver el Tzitzit, se refiere a una visibilidad actual, externa, porque esto afecta nuestro comportamiento externo, alejándonos del pecado y recordándonos cumplir con las mitzvot. En la”realidad interna”, del Talit Katan, sin embargo, ver el Tzitzit significa mirar introspectivamente a nuestro propio ser, elevándonos a un nivel espiritual superior y cumpliendo con las mitzvot.
Muchos Sefaradím basan su práctica en el precedente de Rabí Itzjak Luria y visten sus Tzitzit dentro de sus pantalones. Cumplen con la obligación de “mirar” los tzitzit cuando visten el Talit Gadol sobre sus otras prendas.
Por el otro lado, Rabí Shneur Zalman de Liadi (1745-1812), escribe en su Shulján Aruj HaRab, que incluso si uno viste la prenda sobre su camiseta, debe dejar que los flecos cuelguen hacia afuera, ya que sirven como recordatorio constante. Ésta es la práctica común de Jabad hoy en día.
En la misma charla arriba mencionada, el Rebe señala que la costumbre de Rabí Itzjak Luria no es una instrucción para otros, sino que es su conducta personal. Esto es porque en el nivel del AriZal, una mirada introspectiva era suficiente. Para el resto de nosotros, especialmente hoy en día, precisamos ver aquellos Tzitzit para recordar todas las mitzvot y no ir tras nuestros corazones y ojos, los cuales nos hacen desviarnos. Por lo tanto, incluso si el AriZal tenía sus Tzitzit hacia adentro, hoy en día precisamos mantenerlos afuera de manera visible.
Algún consejo práctico: Si deseas cumplir con la Mitzvá de esta manera, pero te preocupa llevarlos así al trabajo, o el hecho de verte descuidado, intenta meterlos bajo tu cinturón y luego en los bolsillos del pantalón. De esta manera, siguen estando visibles, pero de manera prolija.

Por Menajem Posner

¿QUÉ ES MÁS IMPORTANTE?: ¿DINERO O TZITZIT?

Tenía nueve años cuando tuve a mi primera audiencia privada con el Rebe, de bendita memoria.

El Rebe me preguntó entonces, si yo estaba vistiendo mis Tzitzit, y yo respondí afirmativamente. (Estaban escondidos en mis pantalones).

Entonces el Rebe me preguntó si sabía cuántos flecos había en el Tzitzit. Respondí que no sabía. “¿Por qué no?, me preguntó gentilmente el Rebe.

“Nunca los he contado”, respondí.

“¿Has recibido alguna vez dinero?” me dijo.

“Sí”, contesté.

“¿Cuentas tu dinero?” insistió el Rebe.

“Por supuesto que sí”, respondí, finalmente entendiendo lo que el Rebe intentaba pacientemente explicarme.

“¿Qué es más importante?”, continuó el Rebe. “¿El dinero que es temporario, o vestir Tzitzit, y así cumplir con el deseo Divino?”

El Rebe me preguntó luego qué había estudiado aquél día. Eran alrededor de las nueve de la noche, y mi mente se puso repentinamente en blanco. Sin embargo, me acordaba lo que había estudiado el día anterior, y se lo conté. El Rebe me sonrió, y de alguna manera, sentí que el Rebe sabía que aquello no era lo que había estudiado ese día…

Siento que el Rebe quiso enseñarme que no debemos cumplir simplemente mitzvot, sino que debemos contemplar lo que hacemos, incluso hasta en la medida que un chico es capaz de hacerlo. El Rebe me habló de tan buena manera, que no me sentí reprendido; sino, sentí que realmente se preocupaba por lo que sabía y por lo que estudiaba.

Al final de la audiencia, el Rebe cerró sus ojos y me dio muchas bendiciones y me dijo que le de Najat-satisfacción- a mis padres.

Contado por Jaim Moshe Bergstein.

Depende a quién le preguntes. Indaguemos un poco: ”Éstos serán flecos para ustedes, y cuando los vean, recordarán todos los preceptos de Di-s para cumplirlos. Y no irán tras vuestro corazón y ojos, que tienden a desviarlos…”Con respecto a esto, Rabí Iosef Karo (1488-1575) escribe en su Shulján Aruj que uno debe vestir los Tzitzit encima de sus otras prendas para que constantemente los vea y se acuerde de las Mitzvot.En esta misma tradición, Rabí Israel Meir Kagan (1838-1933), conocido como el Jafetz Jaim, objetó fuertemente a aquellos que meten los flecos de sus tzitzit en sus pantalones. Escribe que hacer esto, es denigrar las mitzvot. Compara a los tzitzit con un regalo autografiado por un rey cuyo receptor seguro querrá mostrarlo de la forma más visible.Por el otro lado, el gran Kabalista, Rabí Itzjak Luria (el AriZal, 1534-1572), vestía su Talit Katan (Tzitzit con todo), debajo de sus otras prendas. Su alumno, Rabí Jaim Vital explicó que esto se debía a que el Talit Katan y el Talit Gadol están relacionados con dos tipos de realidades: la realidad interna (Pnimiut), y la realidad externa (Jitzoniut). El Talit Katan representa el nivel interno y por lo tanto es vestido dentro de otras prendas, mientras que el Talit Gadol representa lo externo y por lo tanto es vestido sobre otras prendas.”realidad externa”Muchos Sefaradím basan su práctica en el precedente de Rabí Itzjak Luria y visten sus Tzitzit dentro de sus pantalones. Cumplen con la obligación de “mirar” los tzitzit cuando visten el Talit Gadol sobre sus otras prendas.Por el otro lado, Rabí Shneur Zalman de Liadi (1745-1812), escribe en su Shulján Aruj HaRab, que incluso si uno viste la prenda sobre su camiseta, debe dejar que los flecos cuelguen hacia afuera, ya que sirven como recordatorio constante. Ésta es la práctica común de Jabad hoy en día.En la misma charla arriba mencionada, el Rebe señala que la costumbre de Rabí Itzjak Luria no es una instrucción para otros, sino que es su conducta personal. Esto es porque en el nivel del AriZal, una mirada introspectiva era suficiente. Para el resto de nosotros, especialmente hoy en día, precisamos ver aquellos Tzitzit para recordar todas las mitzvot y no ir tras nuestros corazones y ojos, los cuales nos hacen desviarnos. Por lo tanto, incluso si el AriZal tenía sus Tzitzit hacia adentro, hoy en día precisamos mantenerlos afuera de manera visible.Algún consejo práctico:

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario