Ki Tavo

ESPECIAL DE JAI ELUL

17 de Elul de 5773 – 23 de Agosto de 2013

Horario para el encendido de las Velas de Shabat:
Buenos Aires 18:08 – Rosario 18:19 – Tucumán 18:44 – Bahía Blanca 18:19 – Concordia 18:20 – Córdoba 18:35 – Salta 18:46 – S. Fe 18:21 – Bariloche 18:52 – Mendoza 18:52

“REVOLUCIÓN”

Cada cien años, viene una persona y cambia la forma en que nos vemos a nosotros mismos y al mundo. Dice algo que es tan revolucionario, tan nuevo e inesperado – tan contrario a nuestras concepciones anteriores – que va a parecer a primera vista imposible ser verdad. Sin embargo, se ve corroborada por las fórmulas matemáticas y experimentos de laboratorio y clínica, y finalmente es aceptada como un hecho por todos. Hasta el revolucionario que viene. Pero hay algo aún más raro. Algo que sucede quizá una vez en 500 años, tal vez cada mil. Alguien viene y dice algo tan revolucionario que cambia la manera en que nos vemos a nosotros mismos y a nuestro mundo. Pero no es ni nuevo, ni inesperado. Es algo que ya sabemos, y siempre supimos. Que resuena profundamente en nuestro interior y no requiere “pruebas” para establecer su autenticidad. Algo que es una parte tan importante de nuestra verdad interior que nuestra “búsqueda” de la verdad nos ha cegado a su conocimiento – hasta ahora. Hace poco más de 300 años, el día 18 del mes de Elul del año 5458 desde la creación (1698 CE), el alma de esa persona nació en nuestro mundo. Su nombre era Rabí Israel Baal Shem Tov, y en el curso de sus 62 años de vida en la tierra, revolucionó la forma en que nos vemos a nosotros mismos, a nuestro mundo y nuestro lugar en él. Y estas son las cosas que enseñó:

*Que todo lo que hacemos tiene sentido. Cada una de nuestras obras, cada palabra que decimos, un solo pensamiento que pensamos, tiene un efecto que repercute en todos los mundos a través de toda la historia.

*Que todo lo que sucede en el mundo de Di-s, desde la caída de un imperio, la inflexión de una hoja en el viento en un bosque lejano, es un propósito, guiado y dirigido específicamente por el Todopoderoso – un propósito que contribuye al objetivo general de la creación.

*Que nuestra fe sencilla, nuestro simple compromiso de hacer el bien, es más precioso a los ojos de Di-s que todo el genio del erudito y toda la espiritua-lidad de la mística. *Que Di-s está en todas partes y en todas las cosas, lo que significa que, en esencia, sólo hay bondad. El mal, el sufrimiento y la desesperación no son más que velos detrás de los cuales Se esconde, para impulsarnos a rasgarlos en nuestra búsqueda de Di-s.

*Que la vida es alegre, y podemos vivir con alegría en cada situación, en todas las circunstancias.

*Que Di-s nos ama como si fuéramos su único hijo. *Que la verdadera manera de amar a Di-s es amar a todos sus hijos. *Cuando nos fijamos en nuestras propias almas, sabemos que todo esto sea cierto. Pero la vida del ser humano, muchas veces, no se orienta a mirar en su propia alma. Es por eso que necesitamos profesores – no tanto para decirnos lo que no sabemos (aunque ese tipo de enseñanza tiene su utilidad, también), sino para mostrarnos lo que ya sabemos. * Por Yanki Tauber

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario