Jaiei Sara

Horario para el encendido de las Velas de Shabat

Buenos aires 19:10  rosario 19:16  tucumán 19:24  Bahía Blanca 19:34  Concordia 19:14  Córdoba 19:28  salta 19:22  s. Fe 19:14  Bariloche 20:16  Mendoza 19:49

¿Di-s tiene la culpa?

Pregunta: Siento que estoy perdiendo la fe como  resultado de las recientes tragedias sucedidas  en el mundo. Terremotos, inundaciones,  etc. ¿Si Di-s puede permitir que suceda tal  sufrimiento, como puedo creer en Él? ¿Usted  tiene algún argumento de defensa para lo que  Di-s hizo? La resPuesta: Comparto su horror por las tragedias que  el mundo ha presenciado hace poco tiempo  atrás. Cualquier persona pensante debe formular  las preguntas que usted esta haciendo.  Algunos sienten que este desafío a su fe es  insuperable. Eso es entendible. Pero quizas,  sin defender a Di-s, tenemos que separar  entre rechazar a Di-s y estar enfadados  con Él.  Cuando una persona inocente  sufre, nos enfrentamos  con una contradicción:  la creencia en un Di-s justo  y amable por un lado, y el  sufrimiento de inocentes  por el otro. La mayoría prefiere  el camino fácil fuera  de la tirantez moral causada  por esta contradicción y se aplaca con una de  estas dos posiciones simplistas: Di-s no es  responsable, porque Él no existe o Él es impotente;  o las víctimas no eran inocentes  y merecían el castigo.  El pensamiento judío, sin embargo, no  busca soluciones fáciles.  Una mirada diferente: 1) Di-s es responsable. No podemos  aceptar la teología pusilánime que asegura  que Di-s no es responsable- que algo que  pasa en el mundo que no concuerde con  nuestra idea de Su bondad es un acto inmoral  e indiferente de la naturaleza. ¿Quién es responsable  por la naturaleza sino Di-s? ?Y que  tipo de Di-s es Él, si no puede controlar la  naturaleza? 2) Este no es un castigo. Di-s no es un  tirano vicioso que castiga indiscriminadamente  al malo junto con el inocente. Incluso  en el diluvio bíblico se salvaron los inocentes.  ¿Que persona moral podría tener el  descaro para decir que todos aquellos que  perecieron en el tsunami lo merecían? 3) No queremos una explicación. Si tuviéramos  una explicación, entonces podríamos  seguir como de costumbre con  nuestras vidas. Podíamos sentirnos cómodos  pues hay una buena y asiática justificación  por los centenares de miles de  muertos y el sufrimiento de millones. Esa  seria una tragedia aun mayor. 4) Podemos sentirnos decepcionados con  Di-s. En la tradición judía, incluso las personas  más virtuosas han objetado las decisiones  de Di-s. Abraham intento defender a  los habitantes de Sodoma cuando Di-s quiso  destruirlos, y Moshe intercedió por los israelitas  después del episodio del becerro de  oro, cuando Di-s había decretado que sean  exterminados. No tenemos que estar de  acuerdo con los decretos Divinos.  Tenemos el derecho  de sentirnos perturbados  con Di-s. Incluso después  del evento, aunque  aceptemos que Él es el Verdadero  Juez, si lo que  vemos y sentimos es una injusticia,  no podemos hacer  las paces con ello. Debemos  gritar a Di-s y exigir que finalice tal dolor.  La respuesta judía a la tragedia es atrevida  y desafiante: no resuelvas la  paradoja, permisible que te perturbe. Hay  una contradicción real: un Di-s amable ha  permitido el sufrimiento inimaginable, y esto  no tiene el sentido. De la tensión de enfrentar  esta contradicción viene un impulso de hacer  algo- el mundo debe cambiar para ser un  lugar de sólo bondad y paz. El sufrimiento  de los inocentes no encaja en  mi visión; mas que debe acabar.  Debemos hacer lo que podemos para  aliviar el sufrimiento de las personas que se  hallan alrededor de nosotros. Entonces podremos  volvernos a Di-s y demandar  que Él haga lo mismo.  No abandone la creencia en Di-s, y no  abandone la creencia en la inocencia humana.  Permita que ambas creen una  sagrada tensión que produzca pasión por la  bondad y haga algo con ello. * Rabi Aaron Moss, Sydney.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario