Behar

Horario para el encendido de las Velas de Shabat

Buenos Aires 17:43- Rosario 17:55 – Tucuma?n 18:24 – Bahi?a Blanca 17:51 – Concordia 17:57 – Co?rdoba 18:12 – Salta 18:28 – S. Fe 17:58 – Bariloche 18:22 – Mendoza 18:28

“ATRAPAR AL LADRO?N”

Cuando un ladro?n irrumpe en tu hogar, dice el adagio jasi?dico, hay dos cosas que puedes hacer. Espantarlo, o capturarlo y ensen?arle una profesio?n honesta. La diferencia es obvia: espantar al ladro?n no resuelve el problema; tan pronto como dejes de gritar y vuelvas a dormir, lo intentara? de nuevo. Convertir al ladro?n en un hombre honesto significa que tienes un bandido menos del que preocuparte…
Y no es una eleccio?n entre dos alternativas: ambas medidas deben aplicarse. Primero, debemos detener la actividad delictiva del ladro?n; so?lo entonces podemos proceder a reencaminar sus energi?as y talentos.
Un ciclo dentro de otro
Estas dos opciones/etapas en el refina- miento del propio ser se reflejan en los mandamientos de la Tora? respecto de Shemita? y Iovel, los an?os saba?ticos y de jubileo.En el capi?tulo 25 de Vaikra? se nos instruye; “Seis an?os sembrara?s tu campo, y seis an?os podara?s tu vin?edo y recogera?s su fruto; pero el se?ptimo an?o sera? un Shabat de descanso para la tierra, un Shabat para Di-s…”. Cada se?ptimo an?o, todo trabajo de la tierra, deudas monetarias y escriturados te?rminos de servidumbre han de suspenderse. Cada se?ptimo an?o, todo trabajo de la tierra, deudas monetarias y escriturados te?rminos de servidumbre han de suspenderse.
El an?o de Shemita? (significa “suspender”) marca un alejamiento de los intereses terrenales, un momento para restablecer las prioridades espirituales de nuestras vidas.
Este ciclo de siete an?os de despreocupacio?n de lo material es parte de un ciclo mayor, de 50 an?os, que culmina en el an?o de Iovel jubileo: “Y contara?s siete an?os saba?ticos, siete veces siete an?os… un total de cuarenta y nueve an?os… Santificara?s al an?o 50, y proclamara?s libertad a lo largo de la tierra y a todos sus habitantes”. Como con el se?ptimo an?o, en el an?o 50 se suspendi?a el trabajo de la tierra. Adema?s, se proclamaba una libertad ma?s extensiva: todos los sirvientes, incluso aquellos que se habi?an vendido a si? mismos para trabajar “de por vida”, eran puestos en libertad; todas las tierras ancestrales vendidas regresaban a sus propietarios originales.

Ciclos de corazo?n
A nivel individual tambie?n existe un ciclo de Shemita? que es parte de un ciclo mayor de jubileo.En Levi?tico 23 la Tora? instruye: “Y con- tare?is para vosotros, desde el di?a siguiente al Shabat, desde el di?a en que trae?is la Ofrenda del Omer [es decir, el segundo di?a de Pesaj; siete shabatot completos sera?n: hasta el di?a siguiente al se?ptimo shabat contare?is cincuenta di?as…”.El di?a 50 es Shavuot, la festividad que marca el recibimiento de la Tora? en el Monte Sinai?, siete semanas y un di?a despue?s de nuestro e?xodo de Egipto. Con nuestra “Cuenta del Omer” anual, re-experimentamos la travesi?a espiritual de la generacio?n liberada de Egipto. Al mediodi?a del primer di?a de Pesaj nuestros antepasados eran fi?sicamente libres de Egipto; pero ma?s de dos siglos de sometimiento a la sociedad ma?s pagana y degradada de la tierra debi?an ser arrancados de sus almas. En consecuencia su -y nuestro- conteo de 49 di?as hasta Sinai?.
Como se explica en la Cabala?, el alma del hombre incluye siete emociones ba?sicas, cada una de las cuales posee elementos de todas las siete haciendo un total de cuarenta y nueve rasgos y matices de cara?cter.
En cada “shabat” de su conteo el pueblo judi?o logro? otro plano en su empen?o por refinar y perfeccionar sus almas; pero la aute?ntica libertad del mal interior se produjo con la absoluta transformacio?n lograda en el
di?a 50. Asi?, tenemos un ciclo de Shemita?, cuya
culminacio?n marca un verdadero hito en la bu?squeda de libertad espiritual. Pero e?ste so?lo provoca una “suspensio?n” de las inclinaciones negativas propias; el ladro?n es mantenido a raya, pero au?n representa una potencial amenaza.
Al mismo tiempo, cada ciclo de Shemita? es parte del ciclo mayor de Iovel que culmina con una “proclama de libertad a lo largo de la tierra” – la libertad del mal, en su sentido ma?s esencial y transformador.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario