Yud Shvat en Rosario

Rabino Shlomo Tawil

Mi nombre es Shlomó Tawil, nacido en Buenos Aires, de las familias pioneras de Jabad en Argentina, emisario del Rebe de Lubavitch en la ciudad de Rosario desde Febrero de 1987, casado con Chaya Sarah Dahan de París Francia, 8 hijos, 2 nietos por ahora bli ain hará.

La voz del interior

Corría el año 1986, durante el primer año de casado, vivía en Nueva York con mi señora Sarah, estudiando en el “kolel” (una suerte de Ieshiba para hombres casados), el Rabino Tzvi Grunblatt, Shaliaj principal y director general de Jabad Argentina, me ofreció ir a la ciudad de Córdoba como Shaliaj del Rebe. Hablamos el tema con Sarah y le dimos nuestro consentimiento, que después de tener a nuestra primera hija en unos meses, viajaríamos.
Un buen día llama el Rabino Tzvi y pregunta ¿les da lo mismo ir a Rosario? Para Sarah que no tenía idea que era Argentina le daba lo mismo, y yo, después de pensarlo un poco decidí que también era igual, lo principal era ir a la misión que nos encomendaba el Rebe de Lubavitch.
Febrero de 1987 llegamos al país. Mi papá que por providencia divina estaba trabajando como Shojet en Rosario, organizó una bienvenida y Farbrenguen (reunión Jasídica) en el salón del directorio de la Asociación Israelita de Beneficencia.
Arribamos a Rosario, lo primero que hicimos fue a pasar a buscar unos estudios médicos de mi papá en el Sanatorio Delta, pegadito a lo que unos pocos años adelante sería el Beit Jabad actual, ¿casualidad?. Eran las últimas horas del 9 de Shevat (años después nació mi hijo Iehoshua un 9 de Shvat ¿casualidad?), un día caluroso de pleno verano, fuimos a la bienvenida entrando ya en los primeros minutos del día 10 de Shvat donde para mi sorpresa nos esperaban unos 25 iehudim, una semana antes había recibido de las manos del Rebe un vodka para este Farbrenguen en el cual se sembraron las primeras semillas.
El día 10 de Shvat es un día muy especial en el calendario Judío Jasídico, el día que asume el liderazgo el Rebe de Lubavitch, y sin comparar, es el día que Hashem nos regaló a mi y a mi familia la gran oportunidad de servir al Rebe en su misión de traer al Mashiaj!!
Se cumplen 25 años, ¡Ruego a Hashem que nos siga bendiciendo!

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario