Si será un lugar exótico éste

Vered Jaia Ginerman

Mi nombre es Vered Jaia, soy uruguaya, y tuve el mérito de hacer aliá a Eretz Israel en agosto del 2008. Desde ese momento vivo en el corazón de Ierushalaim. Soy estudiante de artes plásticas, educación y jasidut.

Vivir en Jerusalem

Si será un lugar exótico éste y un pueblo acorde el que lo habita.Por las mañanas especialmente; en la calle, pero más que nada en los colectivos, se ve qué es el pueblo de Israel viviendo junto y en su tierra. Es que, claro, vivimos en un mundo en el que no alcanza el tiempo para todo lo que hay que hacer. Nos vemos obligados a superponer actividades, de manera que podamos cumplir con todas nuestras obligaciones y necesidades. Así es que de domingo a jueves en las líneas 71 o 72 que viajan hacia el barrio de Guiló, se ve un interesante espectáculo. No es que nadie suba a cantar un tema popular ni a vender caramelos. Sino que la gente, con la mayor normalidad, sentados o parados, sostienen en una mano un vaso de café y en la otra una burreca, desayunan con qué mejor compañía, que la de sus hermanos pasajeros. Claro que es muy variable. En vez de un café puede ser un té, ¡es que no conocen el mate! ahora me cerró todo, o una botella de bebida y en vez de la burreca puede ser un sándwich de atún o de huevo, unas galletitas, frutas secas y hasta mandarinas. Y no sólo comen nuestros personajes, se los ve a muchos diciendo birkot hashajar, las bendiciones del amanecer, especialmente a las mujeres. También las hay susurrando tehilim, u hombres estudiando de una guemará de bolsillo o con los tefilín y talit puestos. Sí, arriba del ómnibus.

Es que así somos, gracias a Di´s, un pueblo activo con muchas cosas de las que ocuparnos y un tiempo reducido que nos ingeniamos para aprovechar al máximo.

2 comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario