Rosh Hashaná con el Rebe

Rabino Shlomo Tawil

Mi nombre es Shlomó Tawil, nacido en Buenos Aires, de las familias pioneras de Jabad en Argentina, emisario del Rebe de Lubavitch en la ciudad de Rosario desde Febrero de 1987, casado con Chaya Sarah Dahan de París Francia, 8 hijos, 2 nietos por ahora bli ain hará.

La voz del interior

Como regalo de Bar Mitzvá mi Papá,el Rabino Aharón Tawil, que tenga larga vida, me llevó a conocer por primera vez al Rebe de Lubavitch en el año 1975. Llegamos Jai (18 de) Elul. Ese mismo día hubo un Farbrenguen (reunión jasídica).

Nos quedamos hasta después de Rosh Hashaná 5736, viviendo experiencias inolvidables hasta llegar a lo máximo que es tener una audiencia privada con el Rebe. Entré junto a mi papá a eso de las 2 de la mañana – las audiencias el Rebe las daba durante la noche hasta el amanecer- duró 4 minutos, y lo principal fue algunas preguntas que me hizo sobre judaísmo, entre ellas ¿Por qué se come en Rosh Hashaná carne de la cabeza de un carnero? Imaginen mis nervios en ese momento, y respondí: “Simboliza la bendición, que seas cabeza y no cola” ¡¡Si!! Así le dije al Rebe, que seas cabeza, así me salió sin darme cuenta. La respuesta correcta hubiera sido “Shenihié lerosh veló lezanav”, la traducción literal sería que “seamos (el plural de primera persona) para cabeza y no para cola”. Obviamente el recuerdo esos 4 minutos me acompañan toda la vida.

Es conocida la pregunta sobre este texto ¿Qué significa para cabeza- lerosh? Mejor hubiera sido seamos cabeza!! La respuesta jasídica es, que nos deseamos estar unidos a la cabeza, porque es imposible que seamos todos cabezas, en otras palabras pedimos a Di-os estar unidos a la cabeza de la generación que es el Rebe de cada generación, así como cada día del año debe estar unido y ser dirigido por la inspiración y fuerzas de Rosh Hashaná, cada judío debe estar a disposición a la orden de la cabeza que es el Rebe. La palabra Rebe en hebreo tiene tres letras Resh, Bet y Iud que son las iniciales de Rosh Bene Israel, cabeza de los hijos de Israel. Eso asegura las mayores bendiciones, comprendamos o no lo que se nos pide.

El jasid Refael Najman Kahn relató la siguiente historia que ilustra el concepto.

Cierta vez un jasid del Tzemaj Tzedek ,3er Rebe de Jabad, le pidió al Rebe consejo y bendición para su problema , cada tanto sufría de fuertes jaquecas, difíciles de soportar. El Rebe le aconsejó, que cada vez que sufra esos ataques, se pusiera un paño de agua caliente, y se le iban a pasar. Así hizo y se le iba el dolor. Todo fue bien hasta que falleció el Tzemaj Tzedek. Ahora ya no funcionaba este remedio. Entonces pidió una audiencia privada con el Rebe sucesor, el Rebe Maharash, 4º Rebe de Jabad. En ella, le relató lo sucedido hasta ahora, por lo cual el Rebe le contestó, que cuando surjan los dolores de cabeza, se pusiese paños de agua fría en la frente y se le iba a pasar. Así hizo y funcionó nuevamente. Tras 16 años aproximadamente falleció el Rebe Maharash (falleció joven) y nuevamente el remedio dejó de funcionar. Después de asumir como quinto Rebe de Jabad, Rabí Shalom Dover este jasid, acudió a una audiencia privada, relatando la historia de su problema. En esta oportunidad el Rebe le aconsejó que llegado el momento de la jaqueca, se coloque en la frente un paño de agua…tibia funcionando nuevamente……

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario