¿Y dónde vamos a vivir?

Rabino Shlomo Tawil

Mi nombre es Shlomó Tawil, nacido en Buenos Aires, de las familias pioneras de Jabad en Argentina, emisario del Rebe de Lubavitch en la ciudad de Rosario desde Febrero de 1987, casado con Chaya Sarah Dahan de París Francia, 8 hijos, 2 nietos por ahora bli ain hará.

La voz del interior

Si de aventuras y desventuras se trata, un capítulo aparte es el tema de conseguir vivienda, tanto una casa o departamento para la familia como para el Beit Jabad.

En realidad plasmamos en 18 años en nuestro microcosmo familiar lo que le pasó a los judíos en miles de años de historia de exilios, prácticamente en cada finalización de contrato por una razón u otra nos teníamos que mudar, y usted sabe querido lector lo que eso significa, mudanzas, hacer cajas, gastos (la principal víctima mi señora) hasta que el bendito Di-s con la ayuda de amigos y familiares pudimos comprar nuestra casita. Realmente fue un milagro porque era lo que buscábamos en mucho tiempo y a poquitas cuadras del Beit Jabad, nuestro lugar de trabajo y prácticamente nuestra segunda casa.

Ya hacia meses que compraba el diario La capital todos los domingos, porque es cuando sale la principal oferta de casas en la sección clasificados y me conocía de memoria los avisos, había recorrido todas las inmobiliarias del centro y revisado todas las revistas inmobiliarias sin encontrar algo que realmente fuera acorde  a nuestras necesidades. Se estaba poniendo densa la situación así que decidí pedir por escrito al Rebe una bendición. Unos días después, un buen Martes (en la Torá aparece 2 veces que Di-s dijo que lo que creó en el tercer día era Bueno, a diferencia de los demás días) entro al  Beit Jabad y veo en la mesa un diario que alguien olvidó. Lo hojeo para ver las noticias. Aunque era martes, por costumbre fui a la sección clasificados y me salta a la vista un aviso (de tres en total), que nunca había visto antes. Esa fue la casa que estaba predestinada para nosotros. El ex propietario me confió que era la primera vez que puso el aviso.

Hasta aquí le podría haber pasado a cualquiera. Lo mas cómico fue lo siguiente. Después de 18 años de trabajar y vivir para la comunidad, transmitiendo que somos emisarios del Rebe en Rosario hasta que venga el Mashiaj a diferencia de los shlijim de la Sojnut que vienen un par de años y luego vuelven a Israel, le comenté a una señora allegada de varios años, que B”H compramos una casa. ¿saben lo que me dijo? ¡¡Ah, era en serio entonces, que ustedes se quedan a vivir en Rosario!!

1 comentario

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario