¡Rosario está creciendo!

Rabino Shlomo Tawil

Mi nombre es Shlomó Tawil, nacido en Buenos Aires, de las familias pioneras de Jabad en Argentina, emisario del Rebe de Lubavitch en la ciudad de Rosario desde Febrero de 1987, casado con Chaya Sarah Dahan de París Francia, 8 hijos, 2 nietos por ahora bli ain hará.

La voz del interior

Rosario, como ciudad, ha crecido en muchos aspectos. El turismo incrementó considerablemente en los últimos 15 años y va creciendo año a año, luego que las autoridades han embellecido la ciudad de diferentes formas. Eso se refleja en la cantidad de nuevos hoteles y en general la capacidad hotelera llena. Es fabulosa la cantidad de edificios nuevos para vivienda que se han sumado, el cuidado de sus parques, los paseos peatonales, los Shopings y una cantidad de ofertas para el turismo. La idea es, cada día hacer mas.
Prueba de ello la cantidad de mochileros israelíes que pasan por Rosario, especialmente para practicar paracaidismo y de paso pasan un lindo Shabat con nosotros, muchos de ellos la primera vez que pisan un Beit Hakneset.
Todo esto impulsa a que todos quieran progresar, y esta Rosario nada tiene que ver con la de años atrás en muchos aspectos positivos.
Estoy convencido que esto es un reflejo del crecimiento en judaísmo que hay en la ciudad en las últimas 2 décadas, pero eso para otra oportunidad.
¿A qué va todo esto? Terminó Janucá y debemos llevarnos una lección práctica para el resto del año. La primer noche encendemos una luminaria, la segunda noche sumamos una mas y así sucesivamente. ¿Por qué? No es suficiente encender todas las noches una? En realidad esa era la práctica en cierto tiempo en los principios, después que se fijó Janucá como festividad!!! Ocurrió que llegaron tiempos peores, de una oscuridad espiritual mayor y hubo necesidad de mayor luz espiritual a tal punto que con el correr de los años se hizo la práctica popular de ir sumando noche a noche hasta encender 8 luminarias.
Lo mismo es en todas nuestras vivencias judías, que en realidad abarca todas las facetas de nuestras vidas, que lo que fue suficiente para ayer, no lo es para hoy , y lo de hoy no lo es para mañana, como dice el adagio jasídico, que al ir a dormir uno debe tomar la decisión “que mañana sea mejor que hoy”.
El que observa con atención se dará cuenta del descenso espiritual que hay en la sociedad en general, robos, asesinatos, violaciones, inmoralidad y promiscuidad sexual, violencia familiar y para qué seguir, si no aumentamos nosotros en nuestro progreso espiritual y el de nuestra familia, especialmente en la educación judaica de nuestros hijos(Janucá también quiere decir educación) Di-s Libre, penetrarán esos conceptos en nuestros hogares, y ya lo estamos pagando muy caro con la asimilación en círculos laicos y alejamiento del judaísmo, incluso en familias tradicionales. ¿Por qué? Se pensó que con piloto automático van a sacar adelante el judaísmo de la familia. Lo que alcanzó para la generación de los principios del siglo 20 ya no era suficiente con las mismas prácticas para las siguientes décadas.
Con el ritmo vertiginoso de todo tipo de eventos en los últimos años es imperioso que así actuemos en lo a que judaísmo respecta, ir sumando sin pausa, caso contrario…
Janucá nos da las fuerzas y oremos a Hashem para que cuanto antes nos envíe al Mashiaj!!!!

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario