Cuernos e inversiones

“Eleva alto el keren (cuerno) de Tu pueblo Israel”.

En la plegaria Avinu Malkeinu (Nuestro Padre, Nuestro Rey), le pedimos a Di-s “Eleva alto el keren (literalmente cuerno; es decir el orgullo o status) de Tu pueblo Israel”.
La palabra keren tiene un significado alterno, sin embargo, usado en halajá para referirse al principio de una inversión o un préstamo como opuesto a los dividendos o intereses, los cuales son la ganancia por principio.
Uno de los rabinos citó la declaración talmúdica de que el propósito por el cual los judíos están en el exilio es para atraer a los no creyentes a la luz del judaísmo. Aplicando la perspectiva de la inversión, esas adiciones al judaísmo pueden ser vistas como la “ganancia” o el ingreso generado por el keren o principio, que es el pueblo judío mismo.
Sin embargo, a menudo las inversiones están llenas de especulación, y seguramente, si uno ve que su inversión es muy riesgosa, hasta el punto que está en peligro de perder el principio, ciertamente puede retirar y salvar todo lo que pueda. ¿Hasta dónde la ganancia es ganancia cuando sacrifica la integridad del principio?
En este sentido nosotros oramos a Di-s “Eleva y retira el keren, el principio de tu pueblo Israel” Tú deseaste que estuviéramos en el exilio con la intención de acumular ganancias, para atraer a otros al judaísmo. Pero la realidad resultante de la asimilación judía es un precio muy caro a pagar. No te preocupes por las ganancias. Más bien tráenos del exilio y preserva el principio.

De Sonriendo cada día. EditorialBnei Sholem

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario