No poseerá muchos caballos

El Zar nombró una comisión de entendidos en la materia, para que determine los defectos del barco y quién los provocó. Los expertos realizaron un trabajo a conciencia, determinando que las fallas fueron causadas por los empleados del ensamble, que luego acusaron falsamente al judío. A la luz de los hechos, los empleados fueron arrestados y el constructor fue liberado. Cuando fueron conocidos los hechos, el Alter Rebe comentó: “Sabemos que la Torá previene al rey de poseer muchos caballos. Ésta es una prueba de que un monarca ama a los caballos…”

(de los escritos de un Jasid)

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario