¿Por qué fue necesaria la esclavitud en Egipto?

Es necesario entender cuál era la situación de los judíos en Egipto…

Muchos habían abandonado Goshen y se habían mez­dado entre los egipcios quienes se volvieron en su contra escla­vizándolos de la forma más cruel e inhumana. Fueron largos los años de sufrimiento bajo el yugo de los capataces egipcios.

A simple vista parecería no haber un propósito claro en todo esto. Sin embargo, debemos comprender que para producir ace­ro, se debe fundir mineral de hierro en un horno a muy alta tem­peratura, con lo cual el producto resultante tiene gran resisten-da. Egipto representó para los hijos de Iaakov ese horno de fun­dición del que emergió una nación más vigorosa con su fe en el Todopoderoso intacta. El sufrimiento les hizo entender que sus vidas y prosperidad futuras estaban exclusivamente en manos de Di-s.

A pesar de las tragedias y las penurias que produjo la esclavi­tud, los judíos mantuvieron, sin embargo, su identidad singular como hebreos. No cambiaron sus nombres, su lengua ni su for­ma de vestirse. No hubo casos de asimilación o casamientos mixtos. Por el contrario, fue en ese medio hostil, de constante opresión por crueles tiranos y capataces, donde los descendien­tes de Iaakov se fundieron en una hermandad eterna.

Sin embargo, luego de tantos años de tormentos, carecían del estado de ánimo o la estatura espiritual como para convertirse en el pueblo elegido de Di-s. Di-s debía obrar algún milagro que liberara a su pueblo del cautiverio físico y moral en que se en­contraban.

Extraído de Ayer, hoy y Siempre Editorial Bnei Sholem

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario