Pirke Avot IV – “A la fuerza vives y a la fuerza mueres”.

“El alma de la persona es una candela de Di-s” (Proverbios 20:27).
***
La flama no conoce descanso, ya que su vida es un continuo conflicto entre dos tendencias opuestas. Por un lado se aferra a su mecha, absorbiendo ávidamente el aceite que aviva su existencia. Al mismo
tiempo tiende hacia arriba, buscando liberarse de su atadura material, aunque sabe que al desasirse, provocará el fin de su vida como notoria y luminosa llama. No obstante esa es su naturaleza.
Esta es la paradoja de la llama de la vida: el sujetarse al pabilo y el combustible para seguir existiendo y el incesante esfuerzo por desconectarse de la materia.
La persona también, se ve en la disyuntiva entre estas dos direcciones.

Por un lado tiende al ego, la vida y la existencia. Al mismo tiempo, anhela la trascendencia, liberarse de la reclusión que le provoca lo físico, para llegar más allá de su “yo” terrenal.
“En contra de tu voluntad vives, en contra de tu voluntad morirás”-la tensión que se crea por estos conflictivos caminos es propia de la experiencia humana. El deseo de escapar de la parafernalia de la vida física es lo que distingue al ser humano del mero animal; pero la naturaleza de escape de la persona es contrarrestada por la compulsión de “ser” que lo une a la realidad material. Hacia arriba y hacia abajo, sucesivamente corre el ciclo de la vida, de ser a trascender y así otra vez.

La plegaria es el esfuerzo que nos permite ir más allá de los enredos de la vida física y acercarnos a nuestra propia esencia y origen en Di-s.
Pero Hashem nos ha dado la posibilidad de incorporar esa excelsa experiencia de la conexión con el Infinito y la Esencia con nuestra rutina humana y terrenal, a través de cumplir los preceptos que tienen
que ver con lo físico, comer Kasher, donar dinero para Tzedaká, etc.
Entonces la vida, en lugar de ser un movimiento cíclico de desgaste entre la existencia y el despego de lo terrenal, es un espiral ascendente. “En contra de tu voluntad vives”- la persona escapa de su
“yo” finito, pero es conducido nuevamente por la Torá a lograr que sus experiencias y deseos sublimes se conviertan en parte integral de su propio “yo” y existencia.

(Beyond the letter of the law, basado en los comentarios del Rebe de Lubavitch).

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario