Pirkei Avot II:X

“¿Cuál es el camino bueno al que el hombre debe adherirse?. Rabí Shimón dijo: Aquel que observa lo que se está gestando”.

Una de las piedras angulares de las enseñanzas de Rabí Israel Baal Shem Tov es la doctrina de la “Creación Divina constante”. En pocas palabras significa que, la Creación del Universo por Di-s, comúnmente percibida como un evento único y de un momento del pasado, es un acto continuo del Creador.

A partir de esto, las palabras de Rabí Shimón se traducen como “aquel que tiene la capacidad de ver las consecuencias futuras de lo que se está gestando” adquieren una interpretación diferente y más profunda.
Rabí Shimón dice: Debemos observar lo que se “está gestando” y naciendo ahora, no para el futuro. Y se refiere a tomar en cuenta el nacimiento constante del mundo, que sale a cada instante “de la nada absoluta”, en hebreo Iesh MeAin. No perciban el universo como una existencia con derecho propio – comprendan que en esencia es nada. El aparentemente formidable contexto de un instante atrás ya no lo es, y debe ser convertido nuevamente en realidad por el Creador. Lo que verdaderamente existe es la Voluntad Divina de crear.

Las consecuencias de esta perspectiva de la existencia son múltiples. A menudo, la “realidad” parecería impedir que llevemos a cabo la voluntad de Di-s: la persona piensa que le es imposible ganar su sustento sin trabajar en Shabat; los esfuerzos para influir positivamente sobre el prójimo no tienen chance de éxito. Pero quien ve que el mundo se está gestando, que “renace” a cada instante por la acción de la Creación Divina, tiene claro que la “realidad” no puede ser contradictoria a la fuerza de Di-s que lo crea y sustenta en ese preciso instante. La realidad creada es solo el reflejo constante de la Voluntad Creadora de Di-s.

(Basado en una alocución del Rebe de Lubavitch, 24 de Tishrei, 5717 del Beyond the letter of the law)

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario