La Grandeza de la Generación del Desierto

La Tora explica que durante todas sus peregrinaciones en el desierto, Benei Israel fueron conducidos por las Nubes de Gloria (9:15- 23), y describe el camino que ellos viajaron.
Hay varias razones de por qué la Tora se explaya sobre la manera de viajar de Benei Israel, entre ellas:
1. Algunas naciones gentiles alegaban que el pueblo judío estaba peregrinando alrededor sin propósito porque Moshé no sabía la ruta. La Tora por consiguiente enfatiza que todos los viajes fueron dictados por mandato Divino.35
2. La Tora revela la grandeza de la Generación del Desierto. Sus miembros no fueron preguntados dónde deseaban viajar, ni si deseaban o no permanecer en alguna etapa. Más bien, ellos obedientemente siguieron la Nube de Gloria. Cuandoquiera ella se asentaba sobre el Mishkán, acampaban; cuandoquiera ella partía, ellos lo hacían, también. Algunas veces, Hashem escogía un sitio desagradable para acampar; por ejemplo, en Mará las aguas eran amargas y no bebibles. No obstante la Nube podía permanecer en tal lugar. Algunas veces, arribaban a un lugar con buenas fuentes de agua y árboles, como Elam, no obstante la Nube partiría poco después del arribo. Ellos nunca sabían la duración de cualquier estadía o viaje. Podían justo haber desempacado todas sus pertenencias y haberse asentado, cuando la Nube se elevaba, convocándolos a viajar más lejos.*

Parece casi sobrehumano que millones de personas, incluyendo niños pequeños y bebés, voluntariamente viajaran por este sistema por un período de cuarenta años. Los judíos de tal modo demostraron su celeridad para someterse totalmente a la Voluntad Divina.**
Esta generación maravillosa fue alabada por Hashem, “Así dice Hashem, Yo recuerdo la bondad de vuestra juventud, vuestro amor como una novia, vuestro ir tras de Mí en el desierto, en una tierra que no estaba sembrada’” (Irmeiahu 2:2).36

Extraido de “El Midrash dice” de editorial Bnei Sholem

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario