Vaigash-”Responsabilidad por cada niño judío”

“Y a Iehudá envió antes hacia Iosef, para enseñar antes que llegue, a Goshen”… (Bereshit 46:28)

La Parshá de la semana abre con la exigencia de Iehudá de liberar a Biniamín1: “Y se acercó a él Iehudá”. Explican nuestros Sabios que Iehudá estaba preparado para todo, incluso para luchar con Iosef. Esto, debido a que “tu siervo se convirtió en garantía por el muchacho”.
Iehudá sabía que Iosef y sus hombres eran mucho más fuertes que él y sus hermanos. El Midrash cuenta que cuando Iehudá y sus hermanos intentaron mostrar su fuerza, también Iosef mostró la suya y Iehudá tuvo que reconocer “éste es más fuerte que yo”. Sólo que siendo que Iehudá “garantizó por el joven” y asumió la responsabilidad por Biniamín, no podía hacer ningún tipo de cálculo y se entregó totalmente para salvar a un niño judío.

LA GRAN FELICIDAD
La conducta de Iehudá contiene una lección eterna para todo padre y madre: Hashem les dio la responsabilidad por sus hijos, y ellos deben entregar su vida, incluso por un solo niño, que Di-s libre, no abandone el marco del judaísmo.
Los padres deben pensar en la extraordinaria felicidad que les tocó: el Altísimo depositó en sus manos un regalo- un alma proveniente de Lo Alto, dentro de un cuerpo sagrado- y Di-s confía en los padres que la van a cuidar como corresponde, con entrega total y sacrificio, a través de prodigarle una auténtica educación judía, pura y sagrada.
¿Cómo se cuida a los niños? La respuesta la encontramos a continuación, en la Parshá: “Y a Iehudá envió… para enseñar, delante de él, a Goshen”. Explica el Midrash: “para establecer una casa de estudios, de donde saldrá la enseñanza y la instrucción”. Aún antes de que Iaakov descendiera a Egipto, envió a Iehudá para que establezca Ieshivot para el estudio de laTorá, puesto que ellos son la base de la existencia del pueblo judío.
Es así como se cuida a los niños- ¡enviándolos a estudiar Torá en Ieshivot!

ARGUMENTOS ANTIGUOS
Hay quienes argumentan que en la difícil situación de hoy en día no hay lugar para Ieshivot, es suficiente con escuelas complementarias de Torá para niños. Nos recuerda la Parshá: en todas las épocas y en todos los lugares hubo Ieshivot. ¡Incluso en Egipto!. Ahí funcionaron las Ieshivot que fundó Iaakov, como dijeron nuestros Sabios Z”L: “desde los días de nuestros Patriarcas nunca se separó de ellos la Ieshivá. Estuvieron en Egipto- la Ieshivá los acompañó, como está escrito: “Ve y reúne a los Sabios de Israel”.
Otros dudan de enviar a sus hijos a la Ieshivá por su preocupación por el sustento futuro de sus hijos. Nos relata la Torá: Incluso en Egipto, en la cima de la esclavitud, cuando “no escucharon a Moshé (portador de la buena noticia de la inminente redención) por el poco aliento y el trabajo duro”, sin embargo apoyaron a las Ieshivot y enviaron ahí a sus hijos a estudiar allí”.

SIN OBJETIVOS
Las Ieshivot donde se estudia Torá son la esencia del Pueblo de Israel. La supervivencia del pueblo judío puede asegurarse sólo cuando los niños se entregan totalmente al estudio de la Torá, sin pensar acerca del “porvenir” y el “mañana”.
Y si en Egipto fue de esta manera como se educó a generaciones de judíos, cuánto más en nuestra época, cuando las pruebas duras ya han pasado, y sólo resta concluir las “últimas pequeñas vasijas” para recibir al Mashiaj Tzidkeinu, realmente pronto.

(Likutei Sijot tomo 1, pag 94)

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario