Vaietze – “Y el dominio de la mente sobre el corazón”

“Y cargó a sus hijos y a sus esposas sobre los camellos” (Bereshit 31,8)

La fuga del Patriarca Iaakov de su suegro Laván es descripta en la Torá1 con las siguientes palabras: “Y se levantó Iaakov y cargó a sus hijos y a sus esposas sobre los camellos”. En este texto Iaakov antepone a sus hijos a sus esposas, a diferencia de otros lugares, donde Iaakov antepone a sus mujeres a sus hijos (Por ejemplo, antes Iaakov dijo a Lavan2 “Entrega a mis esposas y a mis hijos”. También en la Parshá siguiente, antes del encuentro con Eisav, dice3: “Tomó a sus dos esposas y a sus dos esclavas y a sus once hijos”).
En realidad, de acuerdo a la Torá, la persona debe poner a su esposa en primer lugar y luego recién vienen los hijos. Hay varios motivos para esto: a) Ella es la madre; b) Uno debe respetar a su esposa incluso más que a su propio cuerpo; c) Con ello educa a sus hijos a respetar a la madre. ¿Por qué entonces, en este texto, Iaakov antepone a sus hijos a sus mujeres?

MOTIVACIONES DIFERENTES
Rashi se detiene sobre este punto y explica que Iaakov “adelantó a los varones a las mujeres”, mientras que Eisav “antepuso a las mujeres a los varones”, como está escrito4: “Eisav tomó a sus mujeres y a sus hijos”. Es decir, con esto la Torá nos quiere enseñar que aunque generalmente tanto Iaakov como Eisav antepusieron sus esposas a sus hijos, esto estaba motivado por razones diferentes, e incluso opuestas.
Eisav “antepuso las mujeres a los varones”- en su estilo de vida y por su naturaleza estaba inmerso en el deseo de mujeres. No las antepuso por respeto, sino porque se dejaba llevar por los impulsos de su corazón, y por ende para él sus hijos eran un tema secundario.
En contraposición a ello, Iaakov, en su concepción de mundo y sentido de la vida “antepuso los varones a las mujeres”- sus hijos, los continuadores de su camino, eran para él lo principal. Por lo tanto, cuando colocaba a sus mujeres antes que sus hijos, lo hacia motivado puramente por respeto a sus esposas y para educar a sus hijos correctamente.

RAZÓN Y SENTIMIENTOS
En un sentido más amplio ‘varones’ y ‘mujeres’ simbolizan dos aspectos en la vida del hombre; ‘varones’ representa al intelecto, la lógica y el frío análisis. ‘Mujeres’ alude al corazón, el sentimiento, la emoción (Vemos que, generalmente, los hombres son más racionalistas y fríos, mientras que las mujeres son más sentimentales y cálidas). Iaakov adelantó los hombres a las mujeres- su mente dominaba a su corazón. Sus emociones estaban direccionadas y dominadas por el intelecto y la razón.
No permitía que el sentimiento y la emoción lo manejen. Eisav se conducía de manera totalmente opuesta- antepuso las mujeres a los varones- estaba dominado por sus pasiones, su corazón, y utilizaba su inteligencia para concretar los placeres deseados por su corazón.

LA VIRTUD DEL CORAZÓN
En verdad, la actitud en la que el corazón domina a la mente, también posee una gran y extraordinaria virtud. Si Eisav la hubiera utilizado en la dirección correcta, hubiera alcanzado niveles espirituales de envergadura. A veces, cuando la persona choca con grandes dificultades no tiene la capacidad de enfrentarlas sólo con la lógica y el frío razonamiento. En situaciones de este tipo, los obstáculos pueden ser superados por medio del corazón, que puede ir más allá que las limitaciones de la lógica.
Ese es el motivo de por qué sobre el mundo futuro está escrito que “La mujer envolverá al hombre”5- Entonces se revelará la extraordinaria virtud del servicio del corazón. Pero eso recién tendrá lugar en el Mundo Venidero, ya que ahora, siendo que el mundo aun no es perfecto, la conducta correcta es que la mente dirija al corazón, tal como se condujo el Patriarca Iaakov.
(Likutei Sijot Tomo 30 Pág. 141)

NOTAS: 1-Nuestra Parshá 31:17 2-Ahí 30:25,6. 3-Bereshit 32:23. 4-Ahí 36:6. 5-Irmiahu 31:21. Ver exegetas allí.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario