Tazría – Las contradicciones de la condición humana

Tal como la creación del hombre tuvo lugar después de la de todos los animales, bestias y aves en el génesis, así también su ley fue explicitada a continuación de la ley del animal, la bestia y el ave.

En las parshiot anteriores del libro de Vaikrá (Levítico), aprendimos sobre la ley de los sacrificios provenientes del reino animal y del vegetal, y sobre las especies animales y bestias puras e impuras (las permitidas y prohibidas para su consumo). En este párrafo, Tazría, la Torá pasa a tratar las leyes del hombre en sus estados de impureza, y los procesos de su purificación.?Explican nuestros Sabios Z”L1: “tal como la creación del hombre tiene lugar después de todos los animales, bestias y aves en el génesis- así también su ley fue explicitada a continuación de la ley del animal, la bestia y el ave”.?Sobre la causa de porqué el hombre fue creado recién después de todas las criaturas, se dijeron en el Talmud2 y en el Midrash3 varios motivos. Uno de ellos es: el hombre fue creado al final para llegar a un mundo listo y completo “e ingresar de inmediato a su mandato”; “que ingrese de inmediato al banquete”. ?Otra razón: si la conducta del hombre no ha de ser apropiada, se le dirá “el mosquito se te adelantó, el gusano vino antes que vos”

DOS MOTIVOS
Estas dos razones expresan dos caras opuestas de la condición humana. La primera lo presenta como la corona de la creación, por la cual Hashem primero preparó todo para que este dispuesto para él y recién entonces lo creó. La segunda destapa la bajeza al hombre, frente al resto de las criaturas, punto que se le puede decir: “el mosquito está de antes que vos”.?A partir de una observación más profunda resulta, que el primer motivo -la superioridad del hombre- es en referencia al alma del judío, mientras que el segundo- su inferioridad respecto del resto de la creación- trata de su cuerpo material.

PEOR QUE UN MOSQUITO
Por causa del alma Divina, que es “una parte de Di-s de lo Alto, tal cual”4, el hombre está situado encima de todas las criaturas. Esta es su cualidad esencial, de la cual no se separa incluso si pecó, Di-s libre. Pero a causa de su cuerpo material es inferior incluso del mosquito. Porque todos los animales cumplen con su función y actúan de acuerdo a como Di-s los creó, mientras que el hombre es la única criatura que puede rebelare contra la palabra de Di-s.?En este aspecto, el hombre es peor incluso que el mosquito5.?Esta posibilidad que posee el hombre de caer más bajo que todos los animales es la causa del porqué la Ley del hombre fue escrita en la Torá recién a continuación de la ley que atañe al animal. La Torá enseña a avanzar de lo más sencillo a lo más difícil. Es más fácil para la Torá lograr el dominio sobre el reino animal que sobre el humano, por ello, recién luego de que la Torá desarrolla “lo más liviano”- las leyes que atañen al “animal”- llego a lo más “pesado”- la ley del hombre.

ÉSTE ES EL OBJETIVO
Esta contradicción en la condición humana genera la pregunta, de cómo es posible que por un lado el hombre se encuentra en el nivel más alto y simultáneamente en el más bajo entre las criaturas6. Esto se debe a que en esta misma inferioridad se oculta una extraordinaria virtud.?Es verdad que a causa de su cuerpo y su materialismo el hombre es más bajo que todo lo creado, pero justamente aquí está instalado el objetivo de la creación. La Voluntad de Di-s es que el alma excelsa se invistió en el cuerpo más bajo, y logre santificarlo y elevarlo.?El objetivo radica en que el hombre creado de la tierra- adamá, en hebreo- revele la superioridad de su alma, llamado Adam en aras de “adome La Elión”7, “he de asemejarme al Supremo”, y ese es el objetivo de la creación toda- “el Altísimo deseó tener para Si una morada en los (mundos) inferiores” específicamente.

(Likutei Sijot Tomo 7, Pag 74)

NOTAS: 1. Midrash Rabá principios de nuestra Parshá, citado por Rashí en el versículo de Vaikrá 12,2. 2. Sanhedrin 38, a. 3. Midrash Rabá mencionado arriba. 4. Tania I cap 2 5. Tamia I cap 29 6. Libro “Asará Maamarot”-em Kol Jai, Cap 33 etc. Shlá etc. 7. Tanjuma Nasó 16, véase Bejukotai. Tania I, Cáp. 36.?Rabí Israel Baal Shem Tov enseñó que de cada cosa que uno ve o escucha debe tomar una enseñanza para su servicio a Di-s

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario