Koraj-”El judío como enviado de Di-s”

Entre los preceptos de la Torá están los que son obligación cumplirlos personalmente, y hay otros que pueden cumplirse a través de un enviado…

“Así habréis de separar, también ustedes, una dádiva (dedicada) a Hashem” (Bamidbar 18:28)

Cuando se nombra un emisario para cumplir ese precepto, siendo que “el enviado del hombre es igual a él mismo”1, se considera como que uno mismo cumplió el precepto.
Uno de estos preceptos es el de la separación de Terumá*, sobre la cual se nos encomienda en esta Parshá. Pero aquí encontramos una clarificación: el enviado (representante) debe ser un judío y no un gentil. Esto deriva de las palabras del texto2: “Así habréis de separar, también ustedes, una dádiva (dedicada) a Hashem”. Debería haber dicho separar ustedes, pero agrega la palabra también (ustedes), para agregar a alguien adicional (a ustedes)- el enviado. Pero ese adicional debe ser igual a ustedes (también=ustedes). En las palabras de Nuestros Sabios3: “tal como ustedes son miembros del Pacto, también vuestros enviados han de ser miembros del Pacto”.

Niveles de enviados
Para comprender este tema, debemos profundizar un poco en el concepto de “el enviado del hombre es igual a él mismo” ¿Hasta qué medida es “igual a él mismo” a quien lo nombra?
En ello hay tres niveles:
1) El nivel más alto: el enviado ocupa totalmente el lugar de quien lo envía4, como que quien lo envía hubiera ejecutado él esta acción.
2) El enviado permanece como un ente independiente, sólo que su accionar se adjudica a quien lo envía, es como que el que lo envió estaría actuando.
3) También el accionar del enviado es propio de él, sólo que el resultado- la consecuencia de su accionar- es adjudicada a quien lo envía y es él el responsable del resultado.

Sentir que existe
Estos tres niveles existen también en el servicio a Hashem. En términos generales, el judío es un enviado- es un emisario del Altísimo para lograr el objetivo de la creación. Cuando el judío hace su trabajo espiritual (de Torá y Mitzvot) como corresponde, lo hace con la fuerza de Hashem, y en el carácter de “el enviado del hombre (Supremo)4 es igual a él”5. Y aquí pueden darse tres niveles en escala ascendente:
1) Si es por él, no desea cumplir con la Voluntad de Di-s, sólo que se obliga y ejecuta lo que se le encomendó. Sólo la Mitzvá se adjudica a la Divinidad, él mismo está en otra.
2) Superior a esto, es cuando uno se subordina al Altísimo, de manera que su accionar no es algo personal independiente de la Voluntad Divina. Dedica todos sus actos a lo Divino.
3) El nivel más elevado es cuando no se siente como una entidad independiente, está totalmente entregado a Di-s, al punto que su entidad personal no existe- se convierte en “igual a él (el hombre Supremo)” literalmente tal cual.

Sólo los miembros del pacto
A la luz de lo expuesto se entiende por qué sólo los miembros del Pacto pueden ser enviados (para cumplir la Mitzvá). La sola posibilidad del hombre de ser un enviado de Hashem al punto de ser “igual a Él”, literalmente tal cual, proviene del pacto interior y profundo sellado entre Hashem y el Pueblo de Israel. Siendo las almas de Israel “una parte de Di-s, de Lo Alto, tal cual”6, el judío convertirse en un enviado del Altísimo, hasta ser “igual a Él, literalmente tal cual”.
Esta fuerza le fue conferida a todo judío, por lo que todo judío puede ser un enviado de Di-s. A pesar de que circunstancialmente pueda estar en un nivel espiritual bajo, puede llegar a ser un enviado de Di-s “igual a Él, literalmente tal cual”, si tan sólo ha de revelar su profundo vínculo con Di-s, proveniente de la esencia de su alma. Entonces dejará de sentir su propia existencia y sentirá que la difusión de la luz de la Santidad en el mundo entero (a través de estudiar y enseñar la Torá y la práctica de sus preceptos) es su tema, en carácter de “igual a Él, literalmente tal cual”
*Terumá: Es el deber de separar parte de los cereales y de la vid (así como de otros cultivos) y entregarlos al Cohen.
(Likutei Sijot, tomo 33, Pág. 113)
NOTAS: 1.Kidushin 41:2 2.Bamidbar 18:28 3.Kidushin 41:2 Rambam Hiljot Ishut Cap 3 Halajá 17 4.Sheelot Utshuvot del Ribash Cáp. 228 de acuerdo a Iejezkel 1:26 5.Likutei Torá Vaikrá 1:3 6.Tania Cáp. 2

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario