Beshalaj – “La fuerza de Iosef”

“Y tomó Moshé consigo a los huesos de Iosef” (SHEMOT 13,19)

Cuando los israelitas salieron de Egipto, llevaron consigo también al féretro de Iosef, como se relata en la Parshá de la semana1:
“Y tomó Moshé consigo a los huesos de Iosef”. El féretro de Iosef está acá definido con el término “atzmot Iosef” – los huesos de Iosef. En realidad, la Torá hace uso del mismo lenguaje utilizado por el propio Iosef, cuando juramentó a los Israelitas2: “recordar habrá de recordar Di-s a ustedes, y subiréis a mis huesos de aquí”. La utilización repetida de la expresión `huesos´ en cierta medida es molesta. A simple vista, este no es un lenguaje respetuoso acorde al nivel de un piadoso tan grande como Iosef.
La Torá podría haber elegido expresarse de una manera más honrosa, como ser `el féretro de Iosef´3, y similares. Si a pesar de ello, la Torá es reiterativa en la precisa utilización del término `atzmot´- huesos es seguro de que hay en ello un sentido especial.

LA ESENCIA DE IOSEF
Debemos decir, que la expresión `atzmot´ alude también a `atzmiut´- esencia. De la misma manera como los huesos constituyen la estructura de fortaleza del hombre (o del animal), así también “los huesos de Iosef” reflejan su esencia, su fuerza – el aspecto principal de Iosef, el tzadik. El tomar `sus huesos´ implica que Moshé llevó consigo la esencia4 de Iosef en ocasión de la travesía por el desierto.
¿En qué consiste la esencia de Iosef? Esto está indicado5 en su mismo nombre6, y es consecuente con la explicación dada oportunamente por Rajel, su madre: “Y llamó a su nombre Iosef diciendo, que me
agregue Di-s – iosef Hashem – otro hijo”7. La esencia de Iosef radica en agregar un hijo más, y no sólo un hijo común, sino “otro hijo”, es decir transformar al “otro”, a quien se encuentra distante [del mundo de la santidad y del Altísimo], en “hijo”8.

COMPROMISO INTERIOR
Cuando la salida de Egipto comenzó a gestarse un compromiso y obligación de esencia de un judío a otro. Todos los israelitas alcanzaron el nivel de `hijos´ del Altísimo, y de un hijo no hay manera de separarse. Un hijo, aunque se haya alejado de su padre, por siempre ha de permanecer en su condición de hijo. Moshé tomó la cualidad especial de Iosef el tzadik, para llegar también a aquel hijo que se alejó y se convirtió en `otro´, y hacerlo volver a convertirlo en su `hijo´.
Efectivamente, ya en el final de nuestra Parshá9 la Torá describe una situación de estas características. Amalek peleó contra Israel en Refidim, y atacó precisamente a aquellos que eran `más vulnerables´, es decir los débiles en su fe y observancia de los preceptos, que a causa de ello fueron eyectados de estar dentro de las Nubes de Gloria, y así Amalek pudo golpearlos. Sin embargo,Moshé envió a Iehoshúa, su servidor, a luchar contra Amalek para salvar también a aquellos judíos débiles.

TODOS SERÁN REDIMIDOS
Moshé escogió precisamente a Iehoshúa – un descendiente de Iosef. Y está escrito10: “Y será la casa de Iakov fuego, y la casa de Iosef una llama, y la casa de Eisav será paja”. Amalek es de la simiente de Eisav.Iehoshua era de la simiente de Iosef. De Iehoshúa se exigió llevar consigo a hombres temerosos del pecado, y salir con ellos de la protección de las Nubes a un lugar de peligro, y todo esto para salvar a los judíos vulnerables, expelidos por la nube11. ¡En esto consiste la fuerza y la esencia – atzmiut- de Iosef! Este es también el camino que lleva hacia la completa redención.
¡En mérito a la cualidad esencial de Iosef, que se concretizó a través del trabajo espiritual del pueblo de Israel a lo largo de las generaciones, ni un solo judío permanecerá en el exilio! Y todos nosotros todos, literalmente el pueblo judío todo, incluyendo también a aquel que por alguna razón se convirtió en `otro´, serán todos transformados en `hijos´, y seremos redimidos a través de Mashíaj Tzidkeinu en la
verdadera y completa redención.

(LIKUTEI SIJOT TOMO 26, PÁG. 85)

NOTAS: 1.Shemot 13:19 2.Final de Parshat Vaiejí (Bereshit 3:25) 3.Como se expresó sobre el traslado del cuerpo de Iaakov: Me llevarán de Egipto… me enterrarán… enterraré a mi padre…(Bereshit 47:3; 49; 29; 3 y 5) 4. Como explica el Megalé Amukot en este versículo. También en Ohr HaTorá Tomo 7 5.Como expresan los Sabios (Iomá 83,b) Rabi Meir analizaba el nombre. 6. El nombre de la persona corresponde a su esencia. Ver Ohr Torá del Maguid de Mezritch Parshat Bereshit. Likutei Torá Vaikrá 41,3- de acuerdo al Shaar HaIjud Vehaemuna, Cáp. 1) 7.Bereshit 30:24 8.Ohr HaTora Vaietzé 220,a 9.17:8-9 10.Ovadia 1:18

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario