Antes de la Tefíla

Es una muy buena costumbre, antes de comenzar la Tefilá (a excepción de Shabat y días de Fiesta) poner unas monedas en la alcancía de Tzdaká. El motivo es para que ayude a nuestro rezo para ser escuchado por el
Todopoderoso.

Al dar caridad estamos ayudando a una persona que no conocemos y al que no le debemos nada y que por ley no puede venir a cobrarnos nada y aun así le brindamos una mano sin analizar si lo merece o tiene los meritos
suficientes. De acuerdo a nuestra conducta para con el necesitado, el Todopoderoso actúa igual para con nosotros. Del mismo modo El escucha nuestros rezos aunque no contemos con meritos a nuestro favor, no nos
juzga de acuerdo a la ley sino que actúa hacia nosotros misericordiosamente.

Esta conducta debe prolongarse durante todo el día. Vale decir que si el Todopoderoso actúa y nos juzga tal como nosotros lo hacemos con nuestro prójimo, a la hora de actuar, evaluemos como queremos ser tratados y
juzgados desde arriba.

por el Rab. Iosef Feigelstock

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario