Mezuzá II

¿Qué debemos hacer con las Mezuzot cuando desocupamos nuestra vivienda?

Nuestros Sabios prohibieron retirar las Mezuzot de nuestras casas cuando la persona que va a ocupar el lugar es un Judío. Ya que el retirar las Mezuzot causa a quien lo hace severas consecuencias. No obstante, si quien ocupará la vivienda detrás nuestro es un no judío, es nuestro deber sacarlas, ya que de no hacerlo estaremos causando que terminen siendo despreciadas por el nuevo ocupante. El nuevo ocupante judío deberá abonar por las Mezuzot que le dejara el anterior locatario. En caso de poseer Mezuzot de mucho valor, ya sea por la Mezuzá misma o por el estuche (en caso de ser de oro o plata, etc. o que le represente un valor sentimental) podremos reemplazar las que tenemos por otras, siempre y cuando estén Kasher (vale decir, que fueron revisadas luego de ser adquiridas).

Demás está decir que el valor de la Mezuzá no está en el estuche, sino en el pergamino que contiene los dos primeros capítulos del Shemá escritos a mano por un Sofer. Por ello debemos tratar de escoger el mejor pergamino que nuestras posibilidades así lo permitan. Vale aclarar, que de no disponer de un estuche podemos improvisar con una hoja de papel o de plástico, envolverlo y luego fijarla a la jamba de la puerta.

por el Rab. Iosef  Feiguelstock

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario