Estudio de Torá

Está escrito en la Torá (Devarim 6:7) “Y hablarás de ellas (de las palabras de la Torá) estando sentado en tu casa y al andar en tu camino” .De este versículo aprendemos que en todo momento libre debemos estudiar Torá. Cuando estudiamos Torá debemos tener la precaución de pronunciar las palabras que estudiamos para que éstas se concreten en el mundo de la acción, ya que no es suficiente que el estudio quede solo a nivel intelectual, como está escrito en (Iehoshua 1:8) “Y no se separaran (las palabras) del libro de la Torá de tu boca y las pronunciaras día y noche”

El momento mas apropiado para dedicarnos al estudio de la Torá es luego de la plegaria matutina de shajarit. No obstante quien no disponga de este tiempo libre deberá encontrar algún otro momento y consagrarlo en forma fija al estudio. Este horario que él dispuso deberá ser inamovible aunque se le presente una operación de la cual crea podrá ganar mucho dinero no deberá posponerlo a excepción de que se le presente alguna urgencia a la que indefectiblemente debe acudir, entonces deberá por lo menos estudiar unos pocos renglones y completar este tiempo en otro momento durante el día. A la hora de decidir el tema de estudio deberemos dar preferencia a los temas de Halajá referidos a cuestiones de la vida diaria y estudios que lo fortifiquen en el cumplimiento de la Torá . Quien domina las leyes deberá entonces dividir su estudio en tres partes: a) Tanaj; b) Halajá y c) Guemará.

por el Rab Iosef  Feiguelstock

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario