Brit Milá

En la Torá está escrito: (Vaikrá 12:3) “En el octavo día circuncidarás su prepucio” Este es el pacto que hacemos entre el pueblo judío y Di-s, como está escrito en (Bereshit 17:10) “Este es Mi pacto que deberán conservar entre Uds., Yo y tu posteridad: Todo varón entre Uds. deberá estar circuncidado”.

El Brit Mila (circuncisión) deberá ser practicado exclusivamente por un Mohel (aceptado por el Rabinato ortodoxo) y no por un cirujano.

***

Ishmael, quien fue el hijo de nuestro patriarca Abraham, aceptó que su padre le practique el Brit Mila cuando tenía 13 años. Podríamos pensar que esta es la forma correcta, vale decir, permitir al niño decidir su ingreso al Pacto cuando es mayor y tiene la capacidad intelectual de asumirlo. No obstante, nosotros hasta el día de hoy, tomamos a nuestros hijos de apenas 8 días de edad, incapaces de decidir y mucho menos de expresar su voluntad. Entonces ¿Porqué practicamos el Brit Mila (circuncisión) a un niño de 8 días que no tiene la posibilidad de decidir?

La voluntad de Di-s al ordenar realizar el Brit a los 8 días, fue para que nuestra alma se conecte con el Todopoderoso sin limitaciones y sin barreras. De hacerlo a los 13 años la conexión con Hashem estaría limitada de acuerdo a nuestra capacidad intelectual, y no sería una conexión eterna. Pero al ser que se practica a los 8 días, le impregnamos la aceptación del yugo Divino, realizar Sus mandamientos no porque así lo entendemos, sino sólo por que es esa Su voluntad, como vemos que el pueblo de Israel es eterno y resistió a las situaciones más extremas y no obstante estamos conectados con El Todopoderoso.

por el Rab. Iosef  Feigelstock

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario