Brit Milá II

Dado que el Brit Milá es un momento muy importante para la familia del recién nacido, es un momento propicio para invitar a nuestros familiares y amigos para compartir esta alegría. Si es posible, es mejor si asisten más de diez hombres mayores de 13 años.

En forma de gratitud a Hashem por permitirnos llegar a este momento (tener un hijo y poder cumplir con el precepto del Brit Milá) hacemos una fiesta a continuación.

Si bien el Mohel es el apoderado de los padres del niño en el cumplimiento del precepto, no obstante podemos compartir e incluir más gente en esta Mitzvá.

La costumbre es: 1) Una mujer toma el bebé y lo entrega en las manos de su marido. El hombre que recibió al bebé lo introduce entonces al templo (sólo en día de semana). En este momento todos los invitados se ponen de pie y bendicen al bebé con el “Baruj habá”. Este honor de transportar al bebé es conocido con el nombre de ‘Kvater’.

2) Invitamos a otra persona a que tome el bebé de manos del ‘Kvater’ y lo apoya en la silla del Profeta Eliahu. En este momento el Mohel recita un rezo en donde le pide al Profeta Eliahu que lo ayude exitosamente en este precepto.

3) Invitamos a una tercera persona que será quien lo retire de la silla del Profeta Eliahu y lo entregue en manos del padre que lo apoyará sobre las piernas del ‘Sandak’.

4) Invitamos una cuarta persona para el gran honor de ser el ‘Sandak’ (generalmente es el padre, abuelos o alguien destacado de la comunidad) que sostendrá al bebé para que el Mohel realice el Brit. El padre le alcanzará los utensillos necesarios para el Brit al Mohel para que de este modo sea nombrado apoderado en su lugar para realizar el Brit.

5) Invitamos una quinta persona para sostener al bebé (estando de pie) en el momento en el que se recitan las bendiciones correspondientes. Esta persona es llamada con el nombre de ‘Sandak meumad’. En algunas comunidades acostumbran que estos dos últimos sean la misma persona.

6) Invitamos a otra persona para que recite las bendiciones y le ponga el nombre (escogido por los padres) al bebé, sobre una copa de vino.

Luego el ‘Kvater’ le devuelve el bebé a la mamá.

Esta es la lista completa, no obstante podemos disminuir la cantidad de participantes si así lo deseamos.

por el Rab. Iosef  Feigelstock

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario